Would you like to view our US Site?

Hanna Paulomäki

Deputy Director, Policy and Advocacy, Europe
Personal de Oceana

Siempre he vivido junto al mar. Donde quiera que haya vivido, el mar siempre ha estado ahí. Durante mucho tiempo lo di por sentado y no presté más atención. Pero el mar siempre estaba ahí, y yo siempre estaba junto al mar.

Vi cómo cambiaba y me preocupó lo que vi: las proliferaciones de algas y el agotamiento del ecosistema. Quise trabajar para devolverle su belleza. Mi mar era muy peculiar. No es tan grande como los océanos, aunque es la puerta a todo el mundo. Mi mar no es conocido por sus grandes maravillas; es más bien pequeño y, si se echa un vistazo rápido, también puede parecer simple. Para ver su belleza necesitas mirar con más detenimiento y desde un poco más cerca. Mi mar no va a revelar su belleza con facilidad. Así es el mar Báltico.