Would you like to view our US Site?

Redes de deriva

Las redes de deriva son un tipo de arte de pesca utilizado para capturar distintas especies pelágicas. Durante los años 80 y principios de los 90, el uso de este tipo de red se hizo muy popular debido a su mayor eficiencia y a la poca especialización necesaria para su utilización al ser un arte de pesca pasivo. Sin embargo, las redes de deriva provocan la captura accidental de miles y miles de cetáceos y otras especies en peligro de extinción.

Estas redes pueden alcanzar una altura de 35 metros y una longitud de hasta 20 km. En Italia existen dos tipos de redes de deriva: la spadara, utilizada para capturar pez espada, y laferrettara, utilizada para capturar melvas y bonito. En Francia se conoce a las redes de deriva como thonailles y alcanzan entre los 2,5 y 10,5 kms de longitud.

Han pasado más de 15 años desde que la Asamblea General de Naciones Unidas estableció una moratoria internacional  que prohibía el uso de estas redes, y siete desde su prohibición en la Unión Europea. Según la información que dispone Oceana, en España las redes de deriva  han sido sustituidas por otros artes, pero cientos de barcos italianos y marroquíes utilizan aún las  tristemente conocidas como “cortinas de la muerte” mientras reciben subvenciones por parte de las instituciones europeas  para su reconversión.

Las redes de deriva están fabricadas con nylon, tienen una luz de malla de entre 18 y 24 centímetros (pueden superar los 40 cm en algunas ocasiones), una altura de 35 metros y una longitud de hasta 20 kms (las redes se componen de una sucesión de paños que les permite alcanzar la longitud deseada). Al ser redes que quedan al margen de la ley, pueden encontrarse adaptadas a las necesidades del infractor y otras medidas diferentes.

En Italia existen dos tipos de redes de deriva: la spadara(con una luz de malla de entre 340 y 460 mm, utilizada para capturar pez espada), y la ferrettara (con una luz de malla de 80 y 180 mm) utilizada para capturar melvas y bonito. En Francia se conoce a las redes de deriva comothonailles y tienen una luz de malla de  entre los 180 y los 240 mm y alcanzan entre los 2,5 y 10,5 kms de longitud.

Debido a su extensión (de hasta 20 Km.) las redes de deriva son conocidas como “cortinas de la muerte”, ya que en ellas mueren miles de mamíferos marinos, tortugas y especies amenazadas.

  • Excesivo impacto sobre la fauna: El uso ilegal de estas redes por las flotas de países como Francia, Italia o Marruecos hace que miles de cetáceos, tortugas y tiburones queden atrapados debido a su alto índice de capturas accidentales.
  • Ilegalidad y fraude: la UE ha destinado cientos de miles de euros en forma de subvenciones para  el desmantelamiento y/o la reconversión de los armadores, quienes, en muchos casos, no han abandonado este arte de pesca y han invertido las ayudas en mejorar los barcos para continuar pescando de forma ilegal. Esta realidad genera una competencia desleal hacia aquellos pescadores que sí las han abandonado y provoca un grave daño sobre  pesquerías  en estado de sobrexplotación.

Después de siete años de prohibición y más de cuatro años consecutivos de denuncias por parte de Oceana sobre estas actividades, sólo entre Italia y Francia suman una flota  de  más de 151 barcos que continúan utilizando redes de deriva.

El Caso de Italia

El caso de Italia es uno de los más notorios. La flota de rederos italiana ha sufrido diversos planes de reconversión, iniciados hace más de 10 años y financiados con fondos públicos. Sin embargo, Oceana ha localizado más de 137 barcos con redes de deriva ilegales a bordo y ha documentado el uso de estas redes por parte de la flota.

La legislación italiana permite el uso de unas redes denominadasferrettara, redes de deriva cuyas características son:

  • Longitud: hasta 2,5 km
  • Luz de malla: inferior a 180 mm
  • Objetivo: pequeños pelágicos. 

Aunque legales en Italia, las condiciones que regulan el uso de estas redes constituyen un vacío legal para el uso de redes de deriva ilegales y la captura de especies prohibidas, por lo que Oceana rechaza de igual modo su uso por ser redes de deriva con el mismo impacto que el resto, y solicita al gobierno italiano la anulación del decreto que las autoriza y una nueva reglamentación del uso de la ferrettara adecuada para las especies objetivo.

Según ha podido constatar Oceana, las ferrettara sirven de cobertura para la tenencia de redes a bordo, y poder continuar así con el uso encubierto de las redes de deriva ilegales con longitud y luz de malla mucho mayores a los indicados.

Resultados campaña 2007

  • 137 rederos ilegales documentados.
  • Los observadores detectan indicios claros de uso de redes en otros barcos.

El Caso de Francia

Las redes de deriva francesas, habitualmente conocidas comothonailles, se utilizaban para la captura de especies pelágicas, como los inmaduros de atún rojo en el golfo de León. Ese arte de pesca ilegal contó con la connivencia y apoyo del Gobierno francés, y se amparó en un vacío legal de la legislación comunitaria.  Sin embargo, Oceana denunció a estas embarcaciones desde la prohibición en 2002 de las redes de deriva, ya que nunca han existido diferencias entre estas y losthonailles.

Las características de los thonailles son:

  • Longitud: entre 2.500 m y 10.500 m.
  • Luz de malla: 180-240 mm, pudiendo llegar a 360 mm.
  • Objetivo: pez espada y atún rojo

Tras la aprobación de nuevos reglamentos comunitarios que incluían una definición de las redes de deriva, este vacío legal dejó de existir y el uso de las thonailles quedó fuera de la legislación de la UE.

Resultados campaña 2007

Nuestros observadores detectaron poca actividad pesquera con estas redes. Sin embargo, sí se detectaron un gran volumen de redes en muelle que podrían estar listas para ser utilizadas, por lo que pedimos al gobierno francés que fuera coherente y contundente con la legislación y  que retirara y eliminara todas estas redes, cuyas características y utilización no distan en absoluto de las redes de deriva ilegales.

Los resultados durante la campaña 2007 fueron:

  • 69 barcos registrados con redes a bordo o embarcaciones de enmalle que tuvieron derechos de pesca para atún rojo durante el 2006.
  • Documentación desde el Oceana Ranger de 22 rederos faenando en el golfo de León, 6 de las cuales estaban en el Santuario Pelagos.

El Caso de Marruecos

Durante la década de los 90, la flota marroquí experimentó un importante incremento en el número de embarcaciones dedicadas a la pesca con redes de deriva, ente ellos,  aproximadamente 300 palangreros utilizaban temporal o permanentemente este arte de pesca. Esta transformación vino condicionada por el aumento de la demanda de pez espada por parte de la UE y por el progresivo abandono de este arte de pesca en Europa. De hecho, se aprecia una relación casi directa entre el descenso del uso de este arte en Europa y el aumento de la flota de rederos en Marruecos. Durante la 14 Reunión de ICCAT en 2004 Marruecos presentó un plan para la eliminación de las redes de deriva en un periodo de cuatro años apoyados por la Unión Europea con 1,5 millones de euros, sin embargo, Oceana pudo demostrar que no se desarrolló con éxito y se ha beneficiado de una prórroga hasta 2011.

Esta “fuga” mediterránea de redes, unida al alto rendimiento que éstas poseen frente al palangre de superficie, dificulta los planes de abandono y reconversión del  arte en la flota de Marruecos.

Comercialización

Se produce una incongruencia cuando hablamos de redes de deriva en Marruecos, ya que pese a que el pez espada marroquí procede en su mayor parte de la captura con redes de deriva, las vías de distribución pasan por el mercado europeo, y España es el principal país importador.

Si estimásemos de forma muy optimista que el 38 % de las capturas en 2004 de pez espada se realizaron mediante redes de deriva, y teniendo en cuenta que la producción de ese año fue de 3.253 t, estaríamos hablando que la Unión Europea introdujo en su mercado 1.150 t de pez espada capturado por un arte prohibido en la zona comunitaria.

Legislación

En 1991 la Asamblea General de Naciones Unidas acordó una moratoria internacional que prohibió el uso de redes de deriva. En 1992 la Comunidad Económica Europea prohibió el uso de redes de deriva de una longitud superior a los 2,5 Km. El 1 de enero de 2002 la Unión Europea aprobó un nuevo reglamento, según el cual, las redes de deriva quedarían prohibidas para capturar especies como el atún rojo, el pez espada o la albacora. Desde entonces, nuevas regulaciones complementaron esta prohibición y extendieron su aplicación a las capturas de salmón atlántico en el mar Báltico e introdujeron una completa definición de las redes de deriva y sus características.

Actualmente el uso de redes de enmalle, entre las que se encuentran las redes de deriva, para la captura de grandes pelágicos o con una longitud total de superior a los 2,5 km está prohibido por la legislación europea para cualquier barco que navegue bajo bandera de la UE o en aguas comunitarias.

El gobierno italiano permitió el uso de la ferrettara con una luz de malla de hasta 150 mm para la captura de pequeños pelágicos. En enero de 2002 se regularon su uso y características, lo que restringió su utilización a las primeras tres millas desde la costa y prohibió la luz de malla superior a los 100 mm. Sin embargo, el gobierno italiano dio un nuevo giro a su política. Actualmente, la distancia legal de costa para el uso de la ferrettara es de 10 millas y se permite una luz de malla de 18 cm, medidas que llevan implícita la captura de grandes pelágicos, como el pez espada o el atún rojo, prohibida por la UE. Para leer más sobre el uso de las redes de deriva en Italia, consulta el caso italiano.

En el caso francés, el gobierno de este país emitió un Permiso de Pesca Especial (PPS) para el uso de las redes de deriva en 2003, cuando ya se encontraba en vigor la prohibición de la UE. A este permiso se le incorporaron posteriormente dos decretos en 2004 y 2005 que regulaban el uso de las thonailles, y obligaban a la incorporación de un ancla flotante en el extremo del arte y a la incorporación de dispositivos acústicos de disuasión en la relinga superior de la red. El Ministerio de Agricultura y Pesca amparó a la flotilla de thonaillers en 2007 al incluirla dentro de un nuevo permiso de pesca especial de atún rojo. A pesar de ser un arte prohibido por la Unión Europea esta prohibición no se ha considerado efectiva hasta el 28 de junio de 2007, fecha en la que el Consejo de Ministros de la UE aprobó un nuevo reglamento que incluía una definición completa de redes de deriva. Según este nuevo reglamento, aquellas redes que incluyen un ancla flotante en el extremo de la red son también redes de deriva. Para leer más sobre las redes de deriva en Francia, consulta el caso francés.

Medidas internacionales contra el uso de las redes de deriva aplicables en la cuenca mediterránea

Año

Entidad

Contenido

1989-1991

Asamblea General Naciones Unidas

Moratoria mundial en el uso de la redes de deriva a gran escala en alta mar

1990

EE UU

Adopción de un paquete de medidas restrictivas en las relaciones comerciales con países que utilicen redes de deriva de más de 2,5 Km. en aguas internacionales

1990

CBI*

Resolución contra el uso de redes de deriva a gran escala en alta mar como medida de acompañamiento a la resolución adoptada por la AGNU

1992

Comunidad Económica Europea

Prohibición del uso de redes de deriva de longitud superior a los 2,5 km para los estados miembros de la CEE

1997

CGPM*

Resolución contra el uso de redes de deriva de más de 2,5 Km. de longitud

1997

UE

Prohibición del uso de redes de deriva de más de 2,5 km o para la captura de determinadas especies. Entrada en vigor el 1 de enero de 2002 en la UE y para toda la flota de pabellón comunitario

2003

CICAA*

Transposición de la recomendación del ICCAT* a una recomendación de la CGPM por la que se prohíbe el uso de redes de deriva de cualquier longitud para la captura de grandes pelágicos

2007

ACCOBAMS*

Resolución pro la que se prohíbe el uso de redes de deriva de cualquier longitud en el área del Acuerdo

*CBI: Comisión Ballenera Internacional

*CGPM: Comisión General de Pesca del Mediterráneo

*CICAA: Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico

*ACCOBAMS: Acuerdo sobre la Conservación de los Cetáceos del Mar Negro, el mar Mediterráneo y la Zona Atlántica adyacente