Would you like to view our US Site?

El Mediterráneo es uno de los mares más importantes del mundo. No obstante, en la actualidad es uno de los que tiene mayor nivel de sobrepesca, con más del 90% de las poblaciones pesqueras explotadas por encima de lo que se considera sostenible (es decir, el Rendimiento Máximo Sostenible o RMS, MSY en inglés).

En el Mediterráneo occidental, la sobrepesca afecta al 80% de las poblaciones pesqueras demersales, las cuales viven y se alimentan en las proximidades del fondo marino. Los elevados índices de sobreexplotación suponen un gran riesgo biológico de colapso de las poblaciones, lo que afecta directamente a los pescadores, empresas y las comunidades costeras que dependen de unos recursos naturales que son limitados.

Hoy por hoy, las especies con más valor comercial del Mediterráneo, como la merluza europea, el salmonete o el rape, se explotan diez veces más de lo que recomienda la ciencia.

La sobrepesca, junto al uso extensivo de la pesca de arrastre –la cual se considera la mayor amenaza para los ecosistemas y para la pesca artesanal en el Mediterráneo–son los principales culpables del estado crítico en que se encuentra el Mare Nostrum.

Por añadidura, los políticos han ignorado repetidamente las recomendaciones científicas, no han implementado las medidas existentes ni tampoco han establecido medios adecuados para controlar aquellas que sí están implementadas. La UE es el principal responsable de la alarmante situación en que se encuentra hoy en día el mar Mediterráneo, dado que es quien más explota sus aguas por volumen de capturas y por el tamaño y capacidad de su flota pesquera.

Este informe también está disponible en francés | inglésitaliano.

Download the Factsheet