Would you like to view our US Site?

La red de áreas protegidas Natura 2000 tiene como objetivo garantizar la supervivencia a largo plazo de los hábitats y especies más valiosos y amenazados de Europa, en tierra y mar, por medio de una gestión ecológica y económica sostenible. Esto se debe a que los hábitats marinos son vulnerables a las actividades humanas, y requieren protección para salvaguardar la biodiversidad que mantienen y aumentar su resiliencia a las diversas presiones y amenazas.

Al comienzo del proyecto, en 2013, Malta contaba con cinco áreas marinas protegidas (AMP), que abarcaban 190 km2. Estas AMP, que forman parte de la red Natura 2000, se basan principalmente en la presencia de praderas marinas de Posidonia oceanica y de la caracola marina Gibbula nivosa, endémica de Malta. Pero en las aguas maltesas existen otros hábitats y especies marinos que también precisan protección. Sin embargo, la información científica sobre las zonas más importantes para estas especies y hábitats era muy limitada, e insuficiente para identificar y designar áreas Natura 2000 apropiadas.

El proyecto LIFE BaĦAR for N2K se desarrolló para abordar esta falta de conocimientos, centrándose en tres importantes hábitats marinos: arrecifes, cuevas submarinas y bancos de arena. Paralelamente, se llevaron a cabo otros dos proyectos, LIFE+ Migrate y LIFE+ Malta Seabirds, para la identificación de áreas de protección de especies marinas importantes, como cetáceos, tortugas y aves.

 

Aqra bil-Malti

 

Descargar el informe