Would you like to view our US Site?

Oceana denuncia posibles casos de pesca ilegal, no declarada y escasamente regulada en el Mediterráneo

Un análisis de las señales de satélite revela lo que parecen ser más de 28.000 horas de pesca en 2018 en zonas protegidas del mar más sobreexplotado del mundo

Press Release Date

Lunes, Julio 15, 2019
Ubicación: Tirana
Contacts:
Natividad Sánchez: nsanchez@oceana.org 0034 911 440 880
Agata Mrowiec: amrowiec@oceana.org +32 (0) 2 513 2242

Oceana ha revelado posibles casos de pesca ilegal, no declarada y escasamente regulada en aguas del Mediterráneo, el mar más sobreexplotado del mundo (80 % de los stocks pesqueros). Los resultados de este análisis se presentarán en la reunión de la Comisión General de Pesca del Mediterráneo (GFCM, en inglés), que se celebra esta semana en Tirana (Albania). El análisis, basado en el algoritmo de detección pesquera de Global Fishing Watch, ha escrutado datos recogidos durante 2018. En total, Oceana ha detectado más de 28.000 horas de lo que parece ser actividad pesquera en zonas protegidas del mar Mediterráneo.

El caso más preocupante se ha dado en tres zonas restringidas de pesca (FRA, por sus siglas en inglés) del canal de Sicilia, donde hay indicios de que 56 embarcaciones de pesca de arrastre faenaron durante más de 14.000 horas. Desde 2017, la pesca de arrastre está prohibida en estas zonas, que son el hábitat de cría de merluza —la especie más sobreexplotada del Mediterráneo— y la gamba blanca.

«Menos del 1% del mar Mediterráneo está protegido mediante zonas restringidas de pesca, lo que equivale aproximadamente a la superficie de Sicilia; aun así, los buques de varios Estados parecen faenar ilegalmente en dichas zonas. Los datos demuestran que, aplicando bien la normativa –por ejemplo, en la zona restringida de pesca del Adriático– la protección de estos espacios ecológicos contribuye a restaurar las poblaciones de peces sobreexplotados», señala Nicolas Fournier, responsable de Política de la UE de Oceana Europa.

Mapa del esfuerzo pesquero acumulado (en cantidad de horas de pesca por kilómetro cuadrado) por los buques de pesca que operan en dos de las FRA del canal de Sicilia (FRA del este del Banco Aventura y FRA del oeste de la cuenca de Gela) desde enero hasta diciembre de 2018.

 

El estudio de investigación de Oceana se añade a otro remitido a la GFCM el año pasado. 

También se observaron posibles operaciones pesqueras no autorizadas en las aguas de diversos países mediterráneos, entre los cuales están Libia (4.400 horas), Túnez (1.900 horas), Siria (80 horas), Albania (780 horas), Montenegro (1.800 horas) y Egipto (390 horas). Oceana no pudo verificar si estas actividades eran legítimas o no, debido a la falta de transparencia de los acuerdos de acceso entre países, que deberían facilitar información sobre quién tiene permiso para pescar y dónde.  

La transparencia, la rendición de cuentas y un sistema eficaz de vigilancia y sanción son las mejores herramientas para hacer frente a la pesca INDNR (ilegal, no declarada y no reglamentada). En este sentido, Oceana exhorta a los miembros de la GFCM a mejorar su transparencia –incluyendo los acuerdos de acceso a la pesca, reforzar las exigencias de hacer pública la información sobre los registros de buques, y mejorar los sistemas de vigilancia y sanción, especialmente en las zonas restringidas de pesca. 

Más información: Oceana’s policy recommendations for GFCM 2019