Would you like to view our US Site?

Oceana celebra las mejoras para gestionar los tiburones en aguas internacionales del Atlántico Nordeste

Entre las medidas aprobadas figura la obligación de desembarcar los tiburones con las aletas adheridas

Press Release Date

Viernes, Noviembre 14, 2014
Ubicación: Madrid
Contacto: Marta Madina: mmadina@oceana.org 0034 911 440 884

No hay acuerdo sobre los principales stocks comerciales, como caballa,

bacaladilla y arenque

La Comisión de Pesca del Atlántico Nordeste (NEAFC por sus siglas en inglés), responsable de la gestión de los recursos pesqueros en las aguas internacionales de esta región, ha concluido hoy en Londres su reunión anual. Oceana, como ONG con status de observador, aplaude las medidas adoptadas para mejorar la gestión de los tiburones en el área regulada, aunque lamenta la falta de acuerdo sobre la explotación de importantes especies comerciales, como caballa y arenque, y otras vulnerables, como el pez reloj anaranjado.

“Muchas de las recomendaciones adoptadas por NEAFC para los tiburones, como la erradicación del finning [cercenamiento de aletas y descarte del cuerpo] y la protección del cailón, sientan un precedente positivo en la gestión de estas especies en aguas de alta mar del Atlántico”, afirma Lasse Gustavsson, director ejecutivo de Oceana en Europa. “Otras organizaciones regionales de pesca con competencia en estas especies deberían seguir su ejemplo y aplicar estas medidas sin retraso. Hace tan solo unos días, Oceana y Cepesca, representante de la mayor flota de pesca de tiburón de la UE, hicieron un llamamiento a la prohibición estricta del finning en ICCAT”.

Este año, NEAFC ha adoptado diferentes recomendaciones para mejorar la gestión de los tiburones. En concreto, suponen reducir las capturas accidentales, mejorar la recopilación de datos y prohibir estrictamente el finning, obligando a todos los barcos a desembarcar los tiburones con las aletas adheridas de forma natural. Asimismo, NEAFC ha ampliado la actual prohibición de pesca dirigida a tres especies vulnerables: el marrajo sardinero o cailón, la mielga y el tiburón peregrino.

Con el fin de proteger comunidades de corales y esponjas, frente al impacto de las artes de pesca de fondo, NEAFC ha acordado prohibir la utilización de este tipo de artes en seis zonas de las cuencas y bancos de Hatton y Rockall, donde se conoce la existencia de estos hábitats vulnerables. Oceana lamenta que no se haya aplicado esta misma medida en otras tres áreas para las que los científicos también recomendaron acabar con el arrastre de fondo: un área de la dorsal mesoatlántica, una pequeña zona de Hatton Bank y la montaña submarina Josephine.

Las partes contratantes tampoco han sido capaces de llegar a un acuerdo sobre límites de capturas o cuotas de las principales especies comerciales: caballa, arenque, bacaladilla y gallineta, de modo que quedan sin gestionar. La situación es similar para la mayoría de especies de profundidad, como el vulnerable pez reloj anaranjado. Las partes contratantes solo han alcanzado consenso sobre las medidas de gestión del eglefino, que mantiene las medidas de protección de los juveniles, y de dos especies de granaderos, para los que se han fijado límites de capturas. Se espera que en las próximas semanas tengan lugar nuevas negociaciones para tratar de llegar a acuerdos de última hora.