Would you like to view our US Site?

Oceana afirma que el armador gallego Antonio Vidal se entregó ayer a las autoridades norteamericanas

Vidal se encontraba en situación de búsqueda y captura por parte del Departamento de Justicia de EE UU por varios supuestos delitos de importación de pesca ilegal, fraude, falsedad y obstrucción a la justicia.

Press Release Date

Viernes, Abril 21, 2006
Ubicación: Madrid
Contacto: Marta Madina: mmadina@oceana.org 0034 911 440 884

La organización conservacionista Oceana ha dado a conocer que el armador gallego Antonio Vidal Pego, buscado por INTERPOL y reclamado por la justicia de Estados Unidos, se entregó ayer a las autoridades norteamericanas.

Antonio Vidal comparecerá ante el Juez en Miami esta tarde a las 19:30 hora española.

El armador está acusado por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos de varios delitos de falsedad, fraude, delito medioambiental y obstrucción a la justicia, por lo que puede ser penado hasta con 35 años de cárcel y  una multa de medio millón de dólares.

El armador de Ribeira Antonio Vidal Pego es apoderado de empresas como la uruguaya Fadilur, responsable del intento de introducción en los Estados Unidos de 24 toneladas de merluza negra capturada ilegalmente.También lo es de empresas españolas como Vidal Armadores S.A., propietaria del “Viarsa”. Este célebre pesquero fue perseguido por los guardacostas australianos durante veinte días tras ser sorprendido pescando ilegalmente en aguas de ese país. Después de ser capturado y llevado de vuelta a Australia, un jurado popular le absolvió en 2005 por un tecnicismo: en el momento de su captura el “Viarsa” ya no tenía sus redes en el agua y se encontraba fuera del mar jurisdiccional australiano.

A pesar de estos antecedentes, Antonio Vidal ha recibido, al menos en dos años sucesivos, subvenciones de la Secretaría General de Pesca Marítima que ascienden a más de 3 millones de euros. La última, concedida para “pesca experimental”, y por un montante de 1.300.000 euros, aparecía publicada en el BOE del 3 de Marzo de este año.

Beneficiándose de una de estas ayudas, el armador Antonio Vidal llevó a cabo una campaña de pesca con otro de sus buques, el “Galaeicia”, que fue denunciado por el observador del Instituto Español de Oceanografía que iba a bordo por haber realizado, en noviembre de 2004, una operación de transbordo en alta mar a otro de sus buques, en este caso el “Hammer”, un pesquero con bandera de conveniencia y que figura en las listas de barcos pirata” de las convenciones pesqueras internacionales (técnicamente denominados “dedicados a la pesca ilegal, incontrolada y no regulada”, IUU por sus siglas en inglés).

La organización de conservación marina Oceana hizo público este incidente, y reclamó al Ministerio de Agricultura y Pesca que abriese un expediente al “Galaecia” por el transbordo presuntamente ilegal de pescado, y que hiciese públicas las conclusiones del mismo.

Recientemente, Antonio Vidal ha amenazado con querellarse contra Oceana por calumnias e intromisión en su derecho al honor, pero la Secretaría General de Pesca Marítima confirmó en una nota del 7 de Marzo que, efectivamente, tiene abierto un expediente al “Galaecia” por las acciones hechas públicas por Oceana.

“Nos tranquiliza que el Sr. Vidal esté finalmente en manos de la Justicia. Los tribunales tienen ahora la oportunidad de demostrar a los armadores que se dedican a la pesca ilegal que la época de la impunidad y del amparo por parte de los políticos ha llegado a su fin” –ha declarado Xavier Pastor, Director Ejecutivo de Oceana en Europa. 

“El grave estado de sobreexplotación de los stocks pesqueros no permite que haya individuos y empresas que violen sistemáticamente la normativa internacional que intenta mantener la sostenibilidad de los recursos marinos”, concluye el biólogo marino Xavier Pastor.