Would you like to view our US Site?

Miguel Bosé se embarca con Oceana en contra de las redes de deriva

Tras participar en el inicio de la expedición del Oceana Ranger en búsqueda de las flotas ilegales, el artista ha pedido a los gobiernos de Italia y Francia que cumplan inmediatamente la legislación europea que prohíbe el uso de esas redes.

Press Release Date

Lunes, Junio 5, 2006
Ubicación: Madrid
Contacto: Marta Madina: mmadina@oceana.org 0034 911 440 884

El músico Miguel Bosé ha participado, durante esta semana, en las actividades de la organización internacional de conservación marina Oceana. El cantante se embarcó a bordo del catamarán de investigación Oceana Ranger en el puerto de Bastia, Córcega, para incorporarse a las tareas del equipo de biólogos y submarinistas que trabajan en el catamarán de investigación de esta organización.

Miguel Bosé llegó al Ranger directamente desde Perú, en donde había participado en una campaña de apoyo a las reivindicaciones de los algodoneros de ese país.

En el barco de Oceana, Bosé se ha incorporado plenamente a las tareas de su tripulación y ha participado en numerosas inmersiones con escafandra autónoma para documentar, junto a los buceadores de la organización, el estado de conservación de ecosistemas mediterráneos como las praderas de posidonias y los fondos de corales y gorgonias. El objetivo de Oceana es conseguir que esos habitats sean protegidos por la Unión Europea a través de la legislación que debe revisarse el año que viene en la Directiva Habitats.

Pero la cuestión que ha ocupado más el tiempo y los esfuerzos de Miguel Bosé durante su estancia a bordo del Oceana Ranger es la campaña de la organización contra las redes ilegales de deriva. Como es sabido, más de un centenar de barcos italianos, junto a unas decenas de franceses, siguen desafiando la prohibición de las Naciones Unidas y la legislación europea y continúan utilizando redes de deriva para la captura de pez espada.

Estas redes, apodadas “cortinas de muerte”, tienen hasta 20 Km. de longitud y 30 metros de alto, y capturan no sólo la especie que persiguen provocando la sobreexplotación de sus poblaciones, sino que causan además una enorme cantidad de capturas accidentales, matando decenas de miles de delfines, cachalotes, grandes ballenas, tiburones y tortugas marinas. Muchas de estas especies están protegidas por la legislación internacional.

Miguel Bosé se ha mostrado especialmente indignado por esta actividad ilegal: “Las leyes europeas deben ser cumplidas. Pido a los ciudadanos que apoyen a Oceana en la presión que estamos ejerciendo contra los gobiernos italiano y francés para que impidan la actuación de esas flotas ilegales. ¡Las redes de deriva deben salir de nuestros mares ya!”, ha manifestado el cantante a bordo del Oceana Ranger, mientras el catamarán zarpaba de la isla italiana de Elba a la búsqueda de rederos.

Los pesqueros italianos han recibido, además, más de dos millones de euros para reconvertir sus barcos a otras artes mas selectivas destinadas a una pesca más sostenible. Sin embargo, Oceana ha demostrado, a través de sus investigaciones llevadas a cabo en 2005, que muchos de los armadores se han embolsado las subvenciones y continúan pescando con las redes prohibidas.

Oceana ha puesto en marcha, a partir de las últimas semanas, una nueva expedición para documentar la presencia de esta flota ilegal en los puertos italianos y en los mares cercanos a este país y a las costas españolas. Como cada año, cadáveres de cachalotes enredados en redes de deriva italianas han empezado a llegar a las costas de las islas Baleares.

Para la organización internacional de conservación de los océanos, la ayuda de Miguel Bosé resulta especialmente importante. “Miguel es un convencido defensor de los mares. Ha estudiado a fondo la problemática de los mismos y sabe muy bien de que habla”, declara Xavier Pastor, el oceanógrafo que dirige la expedición. “La relación de Miguel con Italia, y su popularidad y credibilidad en ese país nos ayuda a transmitir nuestro mensaje a los ciudadanos y el gobierno italianos”, añade Xavier Pastor, Director de Oceana para Europa.