Would you like to view our US Site?

La primera expedición de Oceana al Mar del Norte documenta hábitats de gran riqueza y amenazas a la vida marina

Press Release Date

Lunes, Agosto 29, 2016
Ubicación: Madrid
Contacto: Marta Madina: mmadina@oceana.org 0034 911 440 884

Los resultados de dos meses de campaña se emplearán para reforzar la protección de este mar.

Oceana ha concluido hoy su primera expedición en el Mar del Norte, durante la cual científicos marinos han estudiado aguas de los Países Bajos, Reino Unido, Noruega y Dinamarca a bordo del MV Neptune. Desde el inicio de la expedición hace dos meses, Oceana ha recorrido casi 2.000 millas náuticas y documentado 700 especies en 13 áreas de interés, algunas de las cuales apenas se habían estudiado con anterioridad. En 73 inmersiones se han recopilado datos mediante robot submarino (ROV) –que en algunas de las zonas no se había usado nunca– y buceadores profesionales, y se han tomado casi 200 muestras del fondo marino con draga.

Oceana ha documentado gran biodiversidad en muchas de las zonas caracterizadas por hábitats sensibles, como gorgonias, arrecifes de Sabellaria y arrecifes de roca. En otras áreas se han observado graves daños causados por actividades humanas, con marcas de arrastre de fondo, redes abandonadas que realizan ‘pesca fantasma’ y grandes infraestructuras, como plataformas petrolíferas, cables, oleoductos y parques eólicos.

“El Mar del Norte es uno de los más industrializados y dañados del mundo. Muchos hábitats frágiles se han perdido ya o están seriamente degradados y con ellos, la vida que albergaban. Pero aún hay esperanzas. Los científicos de Oceana también han hallado zonas llenas de vida que deberían protegerse. Una red de áreas marinas protegidas bien planificada y gestionada sería muy beneficiosa para la conservación de la biodiversidad y para apoyar la recuperación de los stocks pesqueros”, explica Lasse Gustavsson, director ejecutivo de Oceana en Europa.

Casi la mitad de los stocks del Mar del Norte sufren sobrepesca y la necesidad de recuperarlos es uno de los grandes desafíos a los que se enfrentan los países costeros. Los hallazgos preliminares de Oceana sugieren determinadas áreas que sería importante proteger en aras de su recuperación. Por ejemplo, en aguas holandesas hay cinco zonas estudiadas por Oceana que parecen albergar hábitats importantes para una gran variedad de especies comerciales, como peces planos y cigala. Del mismo modo, arrecifes de roca documentados en aguas danesas parecen servir de áreas de alimentación para juveniles de bacalao.

Las nuevas pruebas reunidas sobre la importancia biológica de ciertos lugares servirá de base para propuestas de creación o ampliación de áreas marinas protegidas y para reforzar su gestión. Los datos se compartirán con autoridades nacionales, científicos y otras organizaciones para contribuir a una mayor protección del Mar del Norte. Oceana promueve el establecimiento de una red coherente de áreas protegidas que preserve la biodiversidad y contribuya a restaurar stocks pesqueros agotados, ayudando así a crear empleo en el sector pesquero y aportar más pescado saludable a los consumidores.

El proyecto ha sido financiado por la Nationale Postcode Loterij.

Oceana ha desarrollado el trabajo tras consultar con autoridades locales, científicosy ONG de cada uno de los cuatro países y en colaboración con la organización holandesa de conservación Anemoon Foundation como socio invitado.

Oceana dispone de imágenes de vídeo y fotografías