Would you like to view our US Site?

La nueva propuesta de la UE no sirve para salvar el Mediterráneo

Oceana hace un llamamiento a la UE para que amplíe la prohibición de la pesca de arrastre a una profundidad de 150 m todo el año, como la única manera de revertir el alarmante estado de un mar altamente sobrexplotado

Press Release Date

Viernes, Marzo 9, 2018
Ubicación: Brussels

La Comisión Europea acaba de publicar una propuesta de plan de gestión plurianual para los stocks pesqueros del Mediterráneo Occidental. La propuesta, que pretende garantizar la recuperación de especies básicas como la merluza, el salmonete o las gambas, es consecuencia directa de la Declaración Ministerial #MedFish4Ever de 2017. Sin embargo, Oceana considera que es insuficiente para abordar el problema de las artes de arrastre, la principal amenaza a la que se enfrentan el ecosistema y la pesca artesanal.

Oceana insta a la UE a que amplíe la prohibición de pesca de arrastre de los actuales 50 m de profundidad a los 150 m durante todo el año, en lugar de los 100 m solo tres meses al año (del 1 de mayo al 31 de julio) que se proponen en el comunicado de la Comisión. Esta medida, además de garantizar un acceso preferencial a las artes de pesca de bajo impacto, garantizaría la protección de hábitats vulnerables como el maërl y el coralígeno, esenciales para los juveniles y por ello imprescindibles para la recuperación del stock pesquero.

El plan propuesto permite que las artes de pesca más destructivas en el Mediterráneo sigan operando en los mismos caladeros que las pequeñas artes de pesca con menor impacto, que son de gran importancia social y económica para las comunidades locales”, advierte Lasse Gustavsson, director de Oceana en Europa. “Asimismo, el plan perpetúa un sistema de gestión de las pesquerías que ha demostrado ser un completo fracaso, ya que se basa en controlar el esfuerzo pesquero, es decir, días en la mar, en lugar de limitar las capturas, lo que ha demostrado ser eficaz para recuperar los caladeros en otras aguas europeas”.

El Mare Nostrum se encuentra en una situación crítica, ya que más del 90% de los stocks pesqueros sufren sobrepesca a día de hoy y algunos de ellos sufren un alto riesgo de colapsar por completo.

La Comisión Europea, el Parlamento Europeo y el Consejo de la UE tienen la responsabilidad de adoptar un nuevo plan que mejore la gestión del Mediterráneo, para así lograr el compromiso legal de la Política Pesquera Común de terminar con la sobrepesca para 2020.