Would you like to view our US Site?

El petrolero “EKTURUS” es la segunda vez que encalla en el Báltico

Este accidente es uno de los 300 que anualmente se producen en buques petroleros en todo el mundo, según denuncia Oceana en su informe sobre “El vertido de hidrocarburos desde buques a los mares y océanos de Europa”

Press Release Date

Miércoles, Diciembre 10, 2003
Ubicación: Madrid

El petrolero EKTURUS, de 17 años de antigüedad, bandera de Isla de Man y propiedad de la empresa sueca Turus Shipping, encallado esta madrugada en las cercanías de la isla de Samso (Dinamarca), no es la primera vez que tiene un accidente de estas características.

En abril de 1999 este mismo petrolero encalló en la isla rusa de Tytarsaari, a 30 millas de Estonia y 60 de San Petersburgo. En aquel momento, el accidente produjo un agujero en el casco del buque y la inundación de uno de sus motores. Pese a ir cargado con 20.000 toneladas de petróleo, no hubo vertido gracias al doble fondo de que dispone.

El EKTURUS ha sido detenido en una ocasión en los últimos cuatro años, en concreto en Amsterdam seis meses después del accidente en Rusia y tras encontrársele 11 deficiencias. Este buque, también ha navegado por aguas españolas y ha visitado varios puertos, entre los que se encuentran los de A Coruña y Gijón.

La empresa sueca Turus Shipping es propietaria de cinco petroleros. Junto al EKTURUS, se encuentran el EK-CLOUD de 27 años, el EK-RIVER de 9 años, y dos de reciente adquisición, el EKFORS y el EKEN.

Según el informe de Oceana, en Europa se transportan anualmente 800 millones de toneladas de petróleo y derivados a bordo de unos 2.000 buques petroleros. En el Báltico, además de los accidentes, se detectan entre 500 y 700 vertidos ilegales al año causa de este tráfico marítimo.

Oceana ha pedido a la Comisaria de Transportes y Energía de la UE, Loyola de Palacio, “que agilice los trámites para una nueva Directiva que imponga sanciones penales contra las empresas y buques involucrados en vertidos ilegales y  que se ponga en marcha un sistema de vigilancia marítima paneuropeo que permita una rápida respuesta ante este tipo de accidentes y vertidos”, afirma Xavier Pastor, Director de Oceana en Europa.