Would you like to view our US Site?

El Parlamento Europeo amenaza el futuro de la pesca en el Mediterráneo para las próximas generaciones

Los eurodiputados rechazan medidas de conservación necesarias y ponen en alto peligro de colapso a poblaciones de peces con elevada sobrepesca

Press Release Date

Jueves, Enero 10, 2019
Contacto: Marta Madina: mmadina@oceana.org 0034 911 440 884

Oceana alerta de que los cierres de emergencia pueden ser la única solución a la grave crisis de sobrepesca de este mar

La Comisión de Pesca del Parlamento Europeo ha votado hoy el primer plan plurianual para la pesca demersal en el Mediterráneo Occidental. Con su rechazo a introducir medidas necesarias para detener la crisis de sobrepesca en este mar, los eurodiputados ignoran el compromiso que adoptaron en 2013 con la reforma de la Política Pesquera Común para recuperar todos los stocks pesqueros a niveles sostenibles en 2020. Ocho de cada diez poblaciones de peces del Mediterráneo Occidental sufren sobrepesca, incluyendo merluza, salmonetes y diferentes especies de gamba. Algunas de ellas están en riesgo de colapso.

Los europarlamentarios no solo burlan la legislación, sino que hacen peligrar el futuro de la pesca en el Mediterráneo Occidental. Con la actual redacción del plan, habrá menos pescado procedente del Mediterráneo en las mesas de España, Francia e Italia y menos empleo en el sector pesquero, mientras los métodos de pesca destructivos siguen destruyendo la vida marina. Si el Parlamento Europeo desea atenerse a la ley, pronto no les quedará otra opción que cerrar pesquerías para evitar un colapso de poblaciones de peces irreversible. ¿Cómo se lo explicarán a los ciudadanos?, plantea Lasse Gustavsson, director ejecutivo de Oceana Europa.

Aparte de perpetuar una grave situación de sobrepesca, los eurodiputados han rechazado medidas del plan cruciales para proteger juveniles y hábitats sensibles:

  • Restringir el arrastre de fondo −el arte de pesca más destructivo− mediante la ampliación de la zona libre de arrastre durante todo el año de 50 a 100 metros de profundidad. Esta franja costera es importante para agregaciones de juveniles y hábitats marinos sensibles. Los eurodiputados han votado excepciones que impiden que se proteja de manera eficaz esta zona y permiten que los arrastreros continúen su actividad, perjudicando de esta manera a la pesca artesanal.
  • Establecer el esfuerzo pesquero según las recomendaciones científicas para  recuperar y mantener los stocks pesqueros en niveles sostenibles. En lugar de ello, los eurodiputados han limitado a tan solo un máximo del 10% la reducción del esfuerzo pesquero, a pesar de que stocks como la merluza necesitan un 90% por su crítico estado. Asimismo, han aumentado el número máximo de horas autorizadas al día (de 12 a 18), intensificando así la sobrepesca en lugar de reducirla.
  • Introducir la posibilidad de un sistema de límites de captura en caso de que la gestión pesquera no consiga devolver los stocks a niveles sostenibles y los científicos recomienden activarlo.
  • Aplicar el principio de precaución y mitigar las capturas accidentales. Los eurodiputados han rechazado disposiciones referentes a las capturas accidentales de especies protegidas y han eliminado medidas de conservación para poblaciones de peces sobre las que existen pocos datos.

Además de lo anterior, Oceana deplora que el plan va a ser negociado directamente con el Consejo de la UE en las próximas semanas, sin votación en el pleno del Parlamento Europeo, en un proceso no democrático conocido como trílogos.  

Más información:

Mediterráneo Occidental. Crisis de sobrepesca: actuar ahora o perderlo para siempre

¿Qué se esconde bajo el arrastre de fondo? (imagen 360º)