Would you like to view our US Site?

Cerrados 1.500 km2 a la pesca de arrastre de fondo para proteger juveniles en el Mediterráneo

Oceana aplaude el cierre de tres zonas de cría en el Canal de Sicilia, aprobados hoy por la Comisión General de Pesca del Mediterráneo

Press Release Date

Viernes, Junio 3, 2016
Contacto: Marta Madina: mmadina@oceana.org 0034 911 440 884

Es la primera vez que los países ribereños cierran zonas de pesca para garantizar la recuperación de stocks comerciales y la sostenibilidad pesquera

Oceana aplaude el cierre a la pesca de arrastre de fondo de tres zonas de cría para la merluza y la gamba blanca en el Canal de Sicilia, así como un cierre temporal en el Golfo de Gabés. La decisión, tomada tras una propuesta de Oceana, se ha rubricado hoy en St. Julian (Malta), durante la 40ª sesión de la Comisión General de Pesca del Mediterráneo (GFCM, por sus siglas en inglés), organismo de la FAO encargado de asegurar una gestión sostenible de la pesca en el Mediterráneo y el Mar Negro.

Al proteger 1.493 km2 entre Italia, Malta y Tunicia se está dando un gran paso para recuperar el stock de merluza –la especie que sufre más sobrepesca en el Mediterráneo– y preservar el lugar de procedencia de más del 60% de la gamba blanca capturada en este mar.

“El modo más directo de asegurar la sostenibilidad de una población de peces y la pesquería que sostiene es un plan de gestión regional completo, que incluya la conservació de las zonas de puesta y cría. Cerrar un área del tamaño de la Ciudad de México a un tipo de pesca no selectiva tendrá un impacto positivo sobre la recuperación de stocks que son clave en el Mediterráneo”, afirma Lasse Gustavsson, director ejecutivo de Oceana en Europa. “Nos alegramos de que los países mediterráneos hayan dado este paso para recuperar stocks sobrepescados que comparten. Es un verdadero hito en la gestión pesquera del Mediterráneo y esperamos que sea un primer paso hacia una larga historia de éxitos en la zona”.

La propuesta de cerrar tres zonas de cría de merluza en el sector norte del Canal de Sicilia fue originalmente presentada por Oceana en 2015 según los últimos datos científicos. Fue validada por los científicos del GFCM como la medida más apropiada para detener la sobreexplotación de stocks comerciales, incluyendo los juveniles. Con el tiempo, también ha recibido apoyo del sector pesquero que opera en el Canal de Sicilia.

Además, el GFCM ha dado un paso sin precedentes en el Mediterráneo hacia la protección de hábitats de profundidad, como arrecifes de coral y jardines de esponjas. Los países se han comprometido a desarrollar nuevas medidas de gestión para estos ecosistemas marinos vulnerables (VME, por sus siglas en inglés) a más tardar en 2018. La primera acción para ello será definir lo antes posible una lista de especies indicadoras de VME, hábitats y accidentes geográficos relacionados (como montañas y cañones submarinos), para que el Comité Asesor Científico del GFCM la apruebe en la primavera de 2017.

Más información: Time for action to recover stocks and protect juveniles

Fotos: Las especies más sobrepescadas del Mediterráneo

Vídeo: Rebuilding Mare Nostrum

Vídeo: Vedas para recuperar los stocks pesqueros del Mediterráneo