Would you like to view our US Site?

Profundidades del Líbano 2016

Oceana se ha embarcado en una expedición de un mes de duración en el mar Mediterráneo para documentar y explorar cañones submarinos y zonas de profundidad en aguas libanesas.

Presentación de Fotos

Diarios

La campaña llega a su fin y tenemos que decidir cuál serán las últimas muestras de la campaña, una draga en el cañón de Saint George y un muestreo con CTD,  y dos CTD más para completar la información del cañón de Jounieh. La CTD nos permite obtener datos de salinidad, pH, temperatura y otros parámetros físicos de la columna de agua a varias profundidades… interesante información.  En total hemos realizado 13 inmersiones de CTD , 52 inmersiones filmando las profundidades con el ROV y 12 dragas. 

Me llamo Ghazi Bitar, soy profesor de oceanografía en la Universidad Libanesa. Represento al CAR/ASP, que depende del PNUMA, a bordo del barco Sea Patron en el marco del proyecto “Deep Sea Lebanon”. El 26 de octubre de 2016, justo un día antes de que terminara dicha misión, fue mi turno para dar mi opinión y expresar mis impresiones sobre el desarrollo de esa jornada. Desde el 22 de octubre, reemplazando a mi querido colega el Dr. Ricardo Aguilar, que nos dejó para regresar a España y asistir a un encuentro muy importante, la Dra.

Estamos ya en la última semana de trabajo y el síndrome de la vuelta a casa se empieza a notar entre los que más tiempo llevan lejos de sus hogares.

La campaña sigue bien. Vamos encontrando especies rarísimas, de cuyo nombre no puedo acordarme, y otras más comunes, como las gambas. Es curioso verlas vivas y en su hábitat en vez de en un plato. Se mueven en grupo y a veces las vemos en procesión de un lado a otro, reunidas en torno a una roca o un neumático, como si de su templo se tratara.

Hoy lunes os escribo desde puerto, en vez de hacerlo desde el mar como estaba previsto. Un problema en la sonda del barco, herramienta imprescindible para nuestra poder trabajar, nos ha hecho volver a tierra antes de lo esperado y amarrar durante unas horas –esperemos que no demasiadas– hasta volver al mar.

Los días de trabajo están contados ya, el fin de la campaña se aproxima, a pesar de que la compañera Marta y yo acabamos de incorporarnos a esta expedición para realizar la última semana de investigación a bordo.

Hoy comenzó el día con un gran propósito: investigar por primera vez las profundidades del cañón Saint George, nunca antes muestreado ni tampoco durante esta campaña. Al comenzar la primera inmersión, me sorprendí gratamente al ver que se trataba de coralígeno. En el primer vistazo del fondo fue extraño visualizar ese paisaje rosa tan familiar, transitado por un grupo grande de peces ardilla... especie invasora en el Mediterráneo procedentes del Mar Rojo, muy cercano a estas aguas.

RINGGG… 7:00h,  almuerzo en el messroom, dos tazas de café (sagradas), una rodaja de tomate, una loncha de queso, tres de pepino, dos tostadas, un huevo duro y una rodaja de melón.  Alguna charla de política, alguna apuesta para el día y a cubierta todos.

Motores, generador  y auxiliar, dos arriba, tres abajo y el canto de un grillo de fondo. Ha costado pero al final me he ganado su confianza, después de intentar atraparlo para meterlo en el contenedor… ha acabado viniendo a mis pies.

…1030, 1040….y récord!! 1050 metros de profundidad, inmersión máxima con ROV en Oceana , justo antes de volver a disfrutar de la ciudad de Beirut…¡volvemos a estar a jueves! 

Nos olvidamos un poquito del trabajo y pensamos en descansar y desconectar por un breve tiempo. Pero hoy también es un día de cambios, ya que nos despedimos de dos grandes compañeros de campaña, ¡ gracias! Y con muchas ganas esperando recibir las nuevas compañeras, gente nueva que nos traerá mucha ilusión, entusiasmo y energía para pasar estos últimos días tan maravillosos.

 

Estamos en Líbano, justo enfrente de Beirut. Trabajamos todos los días con unas excelentes vistas de esta hermosa ciudad, construida sobre montes pegados al mar.

Nuestro fascinante trabajo nos lleva a profundidades de hasta 1000 metros, es como si las laderas de la urbe no terminasen nunca. Estamos encontrando vida submarina muy particular, como suele ser habitual con Oceana y especialmente a esta profundidad. El lado triste es que incluso en estos abismos, la basura humana empieza a ser la tónica, nuestro pobre mar Mediterráneo está  sufriéndonos de lo lindo y da pena.

Me llamo Ghazi Bitar y soy profesor oceanógrafo de la Universidad libanesa. Represento al RAC/SPA del PNUMA a bordo del barco Sea Patron en el marco del proyecto Deep Sea Lebanon. El objetivo principal de este proyecto es, en primer lugar, el estudio de la biodiversidad y la cartografía de los hábitats profundos, en particular los cañones de la costa libanesa; y en segundo lugar, contribuir a que el Líbano ponga en marcha su estrategia nacional de áreas marinas protegidas.

Hoy nos disponemos a seguir explorando el cañón de Beirut y la jornada comienza muy pronto. Tenemos prevista una inmersión en la zona más profunda (entre 500-600 metros) y otra más somera (60-120 metros) en la cabeza del cañón. Pero también queremos encontrar la que aquí llaman “la fosa del tiburón”, donde parece ser que habita el tiburón toro.  Ponemos rumbo a nuestro destino y la mañana alejándonos del puerto nos regala un amanecer espectacular con un skyline de Beirut que casi podría ser la Manhattan del Mediterráneo.

Hoy ha sido un día raro, día de descanso y paseo para los que están a bordo desde el inicio de campaña, y día de “aterrizaje” y trámites en el puerto para Javier Camarena (auxiliar ROV) y para mí, que estamos recién llegados. Jorge me ha cedido el testigo para seguir ayudando a Riki, así ya sé cómo tengo que recoger las muestras, dónde están todos los líquidos para conservarlas y cómo etiquetarlas, y también cómo funciona el CTD y el Olex, todo lo que debe saber un campaigner a bordo, pero… se le olvidó pasarme las instrucciones de la lavadora J.

Hoy llegamos al ecuador de la campaña y analizando un poco lo que a diario documentamos es fácil observar que a partir de los 200 metros los fondos se componen principalmente de fango.

Decenas de cañones submarinos descienden paralelamente a los 225 km de costa que tiene el Líbano.

 Pocos animales bentónicos se adaptan a vivir en estos taludes fangosos, con pendientes que incluso superan los 45º de inclinación.

Acaba de cumplirse la primera semana de expedición y, viendo el vídeo semanal de nuestro artista a bordo Kike Talledo, es el momento de pararnos un momento y hacer balance de la semana. De las casi 200 horas que llevamos surcando el Mediterráneo libanés, más de 24 han sido de grabaciones subacuáticas en 18 inmersiones de ROV. Hemos podido recolectar más de 40 muestras en 5 dragas.

Tras un infortunio con el generador del Sea Patrón, decidimos salir de puerto en busca de varias cosas que necesitamos para la semana de trabajo frente a la costa libanesa. Una lista de deseos recopilada por todo el personal de expedición: unos piden cables, baterías, otros medicamentos, guantes, llaves, infusiones para combatir la comida de a bordo…

Segundo día de “relax” en Beirut. Durante campañas en la que casi no se toca puerto, estos días, más o menos complicados, con más o menos tareas pendientes, se agradecen, porque de lo que no hay duda es de que son días diferentes.

Durante la mañana toca el procesado de muestras de la draga del día anterior. Pere, Kike y yo, equipados con una lupa y unas pinzas, nos enfrentamos a una caja llena de muestras con el objetivo de separar lo realmente interesante para nuestra campaña del cascajo del fondo oceánico que, si bien es interesante, no es el objetivo de esta campaña.

…y llegamos a puerto! Después de los 6 primeros días de trabajo volvimos a Beirut con las tareas realizadas exitosamente, genial!

Una vez en Beirut, con la mente centrada en poder salir del barco y relajarnos, empezamos con nuestras tareas  de  mejoras y revisiones de todo el material, guardar pórtico, recoger cabos, revisar el winch… etc, etc. En fin, guardar un poco el material utilizado durante estos primeros días de campaña.

El día se levanta caliente y ruidoso, el laberinto steampunk que es el barco que ha sido mi hogar este último mes me saluda con chorros de aire caliente y un estruendo infernal proveniente de la sala de máquinas.

En la zona de trabajo el ambiente es más fresquito y veraniego, el Mediterráneo está como un plato, la costa libanesa es preciosa y Tripoli se alza majestuosa en el levante. Lanzamos ROV.

A 800 metros y en la ladera de un gran cañón se pasea el robot, a veces esquiando, a veces volando e intentando captar la vida que pulula por ahí.

Tercer día de expedición en estos fondos prácticamente inexplorados del Mediterráneo libanés. Precisamente por eso estamos aquí. Oceana quiere estudiar una de las partes más desconocidas del Mare Nostrum. Durante un mes de expedición el Sea Patron y toda su tripulación quieren documentar más de 750 km2 e investigar 5 sistemas de inmensos cañones.

Hola a todos.

Nueva campaña con Oceana. Nuevas aguas también, en este caso libanesas, con sus fondos, que es lo que hemos venido a estudiar.

Y nuevo barco. Que es de lo que voy a hablar. Estamos en un remolcador de 42 metros de eslora, 11.4 metros de manga y 622 GT, ya entrado en añitos.

En este caso no voy como patrón, pero he tenido la oportunidad de pilotarlo. Y si digo la verdad, cuando embarqué en él tenía mis dudas sobre la idoneidad del barco para lo que se le iba a pedir.

Siempre es bueno cumplir años de una manera especial y diferente y si el motivo es bueno, mejor aún. Así ha sido, embarcado en la Expedición DEEP-SEA LEBANON y documentando la vida a bordo. Hoy nos hallamos a pocas millas de las castigadas ciudades de Trípoli y Beirut, a escasos cientos de kilómetros de una guerra cruel y absurda.

Salimos de puerto alrededor de las 10 y navegamos hasta el cañón de Jounieh para probar el quipo. Estamos comprobando y resolviendo los típicos problemas que encontramos los primeros días con el CTD, ROV, cabestrante, etc. Así que no tenemos nada especialmente interesante que contar.

Mientras preparábamos el material, un grupo de delfines mulares (Tursiops truncatus) se acercó al barco. Tenían una cría.

Después, probamos el ROV en un fondo fangoso en la cabecera del cañón, a unos 260 metros de profundidad.

Hoy nos hemos reunido con todos los involucrados en la expedición: el Gobierno libanés, el Servicio Hidrográfico de la Marina, el CNRS, la UICN y el RAC/SPA.

Estamos acordando el programa, protocolos y otras disposiciones importantes antes de empezar la expedición. Mientras tanto, el agente de nuestro barco arregla el papeleo para que podamos empezar a operar en el mar lo antes posible.

A continuación:

La tripulación