Expediciones | Oceana EU
Would you like to view our US Site?

Expedición Oceana Ranger 2012: Explorando las profundidades

Diarios

Life-IndemaresAunque vemos que puede seguir malo afuera, con olas y corriente, salimos temprano y logramos trabajar, pero no con el ROV sino con la draga. Tenemos un plan de muestreo con draga Van Veen que cumplir para recoger muestras de fondo en distintos puntos repartidos por todo el Seco. Hacemos hasta 14 dragas, y ya se pone imposible y tenemos que parar y volver de nuevo a puerto.

Life-IndemaresPara todos, porque aunque se supone que teníamos que estar trabajando en el Seco, estamos amarrados, con 5 nudos de viento. El Seco se resiste este año, pero al menos ya pudimos hacer los primero días de campaña 11 inmersiones con el ROV y sabemos que no serán las últimas. A ver mañana qué pasa, porque los partes están un poco locos. Cambian cada vez que los consultamos e incluso se contradicen entre ellos.

Life-IndemaresEl mundo al revés: venimos de alta mar en el Atlántico en manga corta y sandalias y casi, casi calma chicha, a meternos en el “pequeño” Mediterráneo, revuelto como él solo este mes de octubre, tanto, que nos condena a amarrarnos de nuevo en Almerimar. Hemos llegado tras la travesía a las 2:00 horas al Seco de los Olivos, con la intención de hacer un ROV nocturno, y ha sido imposible.

Ayer finalmente hubo algunos avistamientos de delfines en la zona del golfo de Cádiz, pero las ballenas se están haciendo de rogar. Nosotros seguimos en nuestro empeño, y hemos pasado la jornada de hoy atentos al mar, aunque las previsiones de niebla fueron acertadas y durante las primeras horas de la mañana alcanzamos a ver apenas cien o doscientos metros por delante del barco, cuando no menos.  Pero a mediodía y durante toda la tarde, ya en Alborán, los grupos de delfines listados han sido casi incontables, comiendo y saltando.

A las 9:00 horas de hoy salimos para el Seco de nuevo, tras los buenos días de trabajos en el Gorringe. Nos esperan unos dos días de navegación en los que esperamos ver cetáceos, especialmente ballenas, que en el Estrecho y en Alborán suelen ser fáciles de ver. Sin embargo, es necesario que el tiempo acompañe, y las previsiones son de niebla para cuando lleguemos mañana al Estrecho.

Esta tarde llegaremos a Vilamoura, donde desembarcaremos a los científicos portugueses y nos prepararemos para salir al día siguiente hacia el estrecho de Gibraltar.

La mar sigue estupenda, así que posiblemente llegaremos a puerto antes de lo previsto, lo que nos vendrá bien, ya que tendremos más tiempo para descargar y preparar todo, además de pisar tierra un poco.

Hemos realizado tres inmersiones de ROV. Una en la ladera este a unos 520 metros, otra en un pequeño cañón al sudeste a unos 380 m, y la última en un bajo sobre la cima que subía hasta 40 metros.

En la primera, principalmente con fondo detrítico, encontramos algunas cosas interesantes, entre ellas rapes (Lophius budegassa y Chaunax pictus) y un ánfora.

En la segunda, una zona rocosa con mucha vida entre las pequeñas cuevas y grietas, aparecieron peces reloj, papagayos, brótolas…, pero también muchos sedales, cabos y redes enganchadas.

Anoche realizamos una inmersión para ver si podíamos ver tiburones de profundidad, que a esas horas suben desde zonas más profundas en busca de sus presas. Y nada más caer en 500 metros, allí estaba un par de zapatas (Deania cf. calcea), un pequeño tiburón de morro alargado y aplastado. Luego continuamos hasta los -550 m.

Ahora vamos a comenzar las inmersiones en unos pequeños cañones al sur de Ormonde.

Seguimos con buen tiempo, aunque ha amanecido con un poco más de viento. Ayer faltó poco para que la mar se quedara como un plato.

Hoy hemos trabajado al este de Gettysburg. Es aquí, en el pasillo que queda entre las dos montañas, donde suelen aparecer especies más interesantes (y donde solemos ver a los cetáceos). El mar está casi plano.

El día ha sido largo, pero completo. Hemos realizado las inmersiones sobre unas pequeñas elevaciones de 100-200 metros que encontramos en la ladera este de Gettysburg. En la primera, a unos 510 metros encontramos esponjas nido (Pheronema carpenteri) sobre un fondo detrítico e hidrocorales (posiblemente Stylaster sp.) sobre fondos rocosos.

La inmersión ha sido a 500 metros en un fondo arenoso-detrítico. Poco diverso. Encontramos muchos corales abanico solitarios (Flabellum chuni), algunos pececitos varios, una raya, erizos, crinoideos y muchas macarelas (Scomber japonicus) muertas. Parece como si hubieran realizado un descarte.

En superficie había muchos paíños, sobre todo el de Leach (Oceanodroma leucorhoa), pardelas pichonetas (Puffinus puffinus), un par de págalo (Stercorarius skua) y una gaviota de Sabine (Larus sabini).

Según el parte meteorológico,  el tiempo nos va a dar un respiro en el Gorringe. Puede que sean solo 2-3 días, así que vamos a aprovecharlo.

Hoy estamos en puerto (Vilamoura) haciendo papeleo y recibiendo a los nuevos científicos portugueses; y mañana partiremos para la montaña submarina Gettysburg con previsión de volver el domingo 7 de octubre. Luego, de vuelta al Mediterráneo.

Estos días (29 y 30 de septiembre y 1 de octubre) hemos estado trabajando en Faro, colaborando en un proyecto sobre los efectos del arrastre en los fondos marinos coordinado por la Universidad del Algarve. Durante los tres días que hemos estado filmando los fondos frente a Faro, hemos tenido a bordo a dos participantes en el estudio, Paulo Jorge Menano Ribeiro da Fonseca, de la Universidad del Algarve, y Rui Pedro Silva Vieira, de la Universidad de Aveiro.

Todo organizado, nos dirigimos a Faro a recoger a dos investigadores de la Universidad del Algarve, que embarcaremos para hacer unos trabajos de dos días frente a Faro, antes de salir hacia el Gorringe. Seguimos dependiendo del parte, así que puede que hagamos un día aquí, salgamos para el Gorringe y a la vuelta finalicemos el trabajo aquí. Este trata de unas inmersiones en una zona donde no se arrastra normalmente, para hacer una comparativa con el estado de zonas aledañas similares trilladas por el arrastre.

Life-Indemares

El parte es muy variable, cada vez que lo consultamos nos salen predicciones distintas de las anteriores. Tomar decisiones así es bastante complicado, pero tenemos bastantes intenciones de salir para Portugal. Trabajamos todo el día en el seco por fin, después de tres días en puerto, y aprovechamos al máximo el poco tiempo de que disponemos. Así, hacemos 4 inmersiones, tres de ellas en montículos que no habíamos visitado antes, y otra buscando una zona difícil de la que días antes nos tuvimos que salir por la cantidad de sedales enredados en las rocas. Pero somos tercos y queremos documentarla mejor, ya que la presencia de corales blancos y negros, si obviamos los sedales, era impresionante.

Life-Indemares

Seguimos en puerto, pero mirando el parte, mañana salimos a trabajar. Lo bueno que pasa hoy es que nos hemos esmerado mirando el parte para Portugal, y vemos una posible ventana, así que lo seguimos consultando durante todo el día, pendientes de las actualizaciones, y esa ventana, aunque no muy clara, parece suficiente como para que estudiemos seriamente la posibilidad de salir para el Gorringe mañana después de echar otro día en el Seco. Aunque es una decisión para tomar en el último minuto, a expensas del último parte, antes de decidir volver a puerto o lanzarnos a la piscina y emprender la travesía.

Logo LIFE-INDEMARES

Seguimos pendientes del tiempo, cada mañana y cada noche, para ver cuándo será posible trabajar en Portugal, y, mientras, vemos cómo aquí también está empezando a ponerse la cosa fea. A medio día ha saltado un poniente que nos va a obligar a recoger rápido tras la última inmersión. Lo de hoy ha sido puro Seco, gran variedad de ecosistemas diferentes en las zonas visitadas, que distan entre sí apenas unos cientos de metros.

Logo LIFE-INDEMARES

El comienzo de la campaña en el Seco de los Olivos estaba previsto para el 1 de octubre, pero la famosa tormenta Nadine ha hecho que el Ranger tenga que dar media vuelta en su travesía hacia Portugal, y poner rumbo a Almerimar diez días antes de lo previsto. Así, hoy hemos hecho la primera de la última tanda de inmersiones con ROV en el Seco, en el marco del LIFE + INDEMARES.

Logo LIFE-INDEMARES

Salimos hace tres días de Burriana con rumbo a Vilamoura (Portugal), para esperar allí al resto de los compañeros y al ROV y dirigirnos al Gorringe. Allí íbamos a efectuar los trabajos de investigación que teníamos encomendados para este principio de campaña 2012, pero hemos visto el parte meteorológico y se está formando una borrasca muy potente que impide el desarrollo de las inmersiones.

¡Es tiempo de expedición, uno de nuestros momentos del año favoritos!

Hoy hemos emprendido la Expedición 2012 del Oceana Ranger. Este año, nos centraremos en zonas profundas del Atlántico y el Mediterráneo.

Usaremos nuestro robot submarino (ROV) para tomar imágenes de vídeo de montañas sumergidas con cumbres tan profundas que los buceadores no pueden llegar a ellas.

Proteger las montañas submarinas es tremendamente importante, ya que albergan una gran variedad de especies y hábitats a diferentes alturas, así como tipos de suelo.

El Oceana Ranger abandona el dique seco en el que ha pasado los últimos meses. Desde su astillero de Sagunto (Valencia), el catamarán de investigación de Oceana ha partido hoy con una tripulación mínima hacia Burriana (Castellón), donde se embarcarán suministros y se darán los últimos retoques al barco. La semana que viene, científicos, submarinistas y operadores de robot submarino (ROV) se embarcarán para dar comienzo a la expedición 2012.

A continuación:

La tripulación