Would you like to view our US Site?

Bottom Trawling

Arrastre de fondo

El arrastre de fondo es también una técnica de pesca destructiva, en términos de descartes, capturas accidentales, colapso de los stocks pesqueros e impacto en los ecosistemas marinos. Se calcula que la flota de arrastre representa un total de 15.000 de l

La pesca de arrastre es uno de los métodos de pesca más destructivos. Su uso extensivo en la pesca comercial tiene un gran impacto sobre los ecosistemas marinos, provocando a menudo daños irreversibles en hábitats sensibles como los fondos de maërl, los arrecifes coralígenos, los arrecifes de coral de aguas profundas, los jardines de gorgonias y los lechos de esponjas. Entre los peces descartados por las redes de arrastre se encuentran con frecuencia los juveniles de especies valiosas, pero también de otras especies con escaso o sin ningún interés comercial, pero que siguen siendo importantes para el equilibrio de los ecosistemas.

Las redes de arrastre resultan tan destructivas y nada selectivas porque barren por completo todo cuanto vive en el fondo marino. Esta forma de pesca utiliza enormes y pesadas redes que se arrastran por amplias zonas del lecho marino para capturar los peces que viven en el fondo oceánico. Los pescadores utilizan las redes de arrastre para capturar especies demersales como camarones, merluza, lisa, rape o pulpo.

La pesca de arrastre ha deteriorado seriamente ecosistemas frágiles como los corales de aguas frías. Una vez destruidas las comunidades de esponjas y de corales, los peces de interés comercial y otras especies dependientes de ellos para su reproducción, refugio, cría, protección y alimento, corren el peligro de desaparecer también. Además, las especies sobreexplotadas pueden necesitar los corales como hábitat adecuado para su recuperación.

Puedes leer más sobre otras campañas anteriores aquí.

 

El Mediterráneo, en peligro

MedNet

Declaración del Mediterráneo

A continuación:

Logros