Would you like to view our US Site?

Tras un día de ROV a todo trapo con un par de interesantes inmersiones, la última de las cuales descubre grupos de peces reloj, volvemos a puerto. Un chunda chunda atruena en el horizonte a medida que nos acercamos al atraque. Es la noche de San Juan, la noche del fuego, la celebración del inicio del verano. A algunos no se les ocurre mejor forma de festejar que darle a los decibelios machacones combinados con una amplia y concienzuda siembra de elementos plásticos en forma de botellas, bolsas, latas y restos varios que son abandonados en la playa. Sin comentarios.

Después de un día en puerto con reparaciones, identificación, largas conversaciones y oportunidades para una higiene personal más completa, nos hacemos a la mar en el Oceana Ranger. Nos acompañan las olas y una brisa que si estuviéramos en invierno resultaría muy agradable.

El Oceana Ranger tiene desde ayer nuevos ocupantes: nuestro Director de Investigación -Ricardo Aguilar-, el ROV (robot submarino) y la primera tanda de grumetes procedentes de la oficina que venimos a realizar tareas de cualificación moderada, y a ver si se nos pega algo. La jornada ha comenzado a las 7 de la mañana. Vamos a estudiar el Seco de los Olivos, una montaña submarina frente a Almería que Oceana ya exploró en 2007 y que con los datos que recojamos ahora dentro del proyecto europeo INDEMARES se convertirá en un espacio protegido de la Red Natura 2000.

Páginas