Would you like to view our US Site?

Mar se ha quedado esta mañana a bordo del Ranger, limpiando la carcasa que protege bajo el agua a su cámara de video. Al volver a nuestra base de operaciones en Green Turtle Cay, tras las inmersiones diarias, la encontramos revisando pacientemente cada una de las piezas que componen la carcasa: tornillos, juntas de presión, arandelas, manijas, 32 juntas tóricas… Afortunadamente, cuando ayer le sonó la alarma de humedad aun flotaba en superficie, filmando desde el agua a los otros buceadores, Houssine y Sole, mientras preparaban sus equipos de buceo. Haciendo gala de rápidos reflejos, Mar se quitó el chaleco de control de flotabilidad ( en el mundo del buceo lo conocen como " jacket " ), le pidió a Brendal que cogiera la cámara, y gritó a Houssine: ¡ No. No saltes !. " ! Le ha entrado agua a la cámara ! ". Al abrir la carcasa, una vez a bordo, salió un chorro que volvió a disparar las alarmas.

Durante una expedición hay que hacer frente a muchas adversidades pero, sobre todo, hay que mantener la calma. Igual que si hubieras visto tiburones. Pasado el disgusto inicial por el percance con la cámara, Annie Compton se lanzó a hacer gestiones telefónicas para comprar otra de similares características en Nueva York, movilizando a todos sus contactos allí. Hemos tenido que retrasar nuestra salida de la Isla de Abaco un par de días, pero nos tranquiliza saber que la nueva cámara llegará mañana sábado. La otra buena noticia es que la cámara accidentada, tras ser sometida por Mar a cuidados intensivos, puede que se salve.

Aetobatus narinari

Así que hoy sólo han buceado los fotógrafos Houssine y Sole. Ayer el equipo de buceadores se encontró a los escualos al volver a la lancha desde Coral Caverns. A Sole se le habían acabado las baterías. Y a todos apenas les quedaba aire en sus botellas. " No me había percatado de su presencia y, de repente, al mirar hacia arriba, vi una sombra blanca con una boca inmensa, y varias rémoras pegadas. Antes de que pudiera reaccionar, el tiburón me ha visto y ha salido disparado ". Mientras, los que estábamos a bordo, veíamos su sombra rodeando la lancha de Brendal, pasando una y otra vez por debajo… Hoy las cosas han sido diferentes. Dos rayas, en concreto águilas marinas moteadas ( Aetobatus narinari ), estaban esperando a Sole y Houssine nada mas tirarse al agua, en la zona de Coral Caverns, donde hemos decidido concentrar esfuerzos. Y también los tiburones.

Sabíamos que en esta zona podríamos encontrar, sobre todo, tiburones de arrecife, tiburones puntas negras y tiburón toro, pero no tan pronto. Los de arrecife ( Carcharhinus perezi ) y los puntas negras ( Carcharhinus limbatus ) son muy parecidos. Se diferencian por las marcas en las aletas anales y también por una especie de aguas o colores que les recorren los laterales. Ambas especies se mueven en zonas no profundas alrededor de los arrecifes de coral.

El tiburón toro ( Carcharhinus leucas ), como el que filmamos ayer, es una de las especies que peor fama tiene. Puede llegar a estar en áreas muy someras, de tan sólo un metro, e incluso entrar en el cauce de los ríos.

Carcharhinus perezi

Las " ampollas de Lorenzini "

Mientras esperamos a nuestros compañeros, Ricardo prosigue sus explicaciones. " Los peces, a falta de manos, utilizan su boca para identificar los objetos y seres vivos que encuentran en su camino. Es su tacto. Si te toca un gobio, no pasa nada, pero si lo hace un tiburón toro la cosa cambia. Son animales sumamente curiosos y la mayoría de los accidentes se han debido a esa necesidad de tocar con su boca al " animal " extraño que tenían delante ".

Nos enteramos también de que el olfato de los tiburones les permite localizar concentraciones mínimas de sustancias en el agua, como la sangre. O como las producidas por el miedo de un ser humano. Además de la vista y el olfato, un sistema de sensores eléctricos ubicado debajo de la nariz ( las denominadas " ampollas de Lorenzini " ) detecta las ondas eléctricas que producen los seres vivos bajo el agua. Nuestros buceadores nadan con una cierta tranquilidad entre los tiburones. La primera norma si tienen uno de frente es mantener la calma. Mar dice que los tiburones hacen una especie de danza: primero como un zigzag, luego se arquean y, por último, salen disparados como en un sprint.

Los tiburones son más activos por la noche. Es entonces cuando se alimentan. " Los mismos peces que le acompañan por la mañana, nadando a su alrededor cual animales de compañía, se esconden por la noche porque saben que a esas horas, el tiburón sale de caza ". También descubrimos que las tortugas marinas son una " delicatessen " para el tiburón tigre, de los pocos junto al tiburón toro capaz de reventarles el caparazón como si fuera un cascanueces. Las acecha en áreas cercanas a las playas de puesta, cuando las tortugas van o vienen de poner sus huevos. Las demás especies de tiburones también lo intentan pero, como mucho, pueden arrancarle una aleta. Las tortugas marinas han perdido la capacidad de retraerse en el caparazón. Es su sacrificio evolutivo para conseguir mas agilidad y capacidad de maniobra dentro del agua.

A continuación:

Sharks on sight. Thursday, April 28th, 2005

Leer el artículo siguiente