Would you like to view our US Site?
© OCEANA/ Carlos Minguell

Los fangos cubren la inmensa mayoría de los fondos marinos de los océanos. Incluso muchas zonas rocosas suelen verse cubiertas por una leve capa de fango. En ocasiones pueden resultar aburridos para la vista, ya que gran parte de la vida ocurre dentro, en el subsuelo. Gusanos, erizos, ofiuras, holoturias, moluscos, crustáceos, peces… una gran vida subterránea. En otras ocasiones hay especies que se han acomodado a estos ambientes y desarrollan formas ramificadas para agarrarse al sustrato.

Aquí en Noruega estamos disfrutando de todos estos ambientes: Corales bambú y plumas de mar que se yerguen sobre el fondo; fanecas, bacalaos, pulpos y cangrejos que se mueven entre el “bosque”, gobios, cigalas y gambas que practican galerías; y gusanos, almejas y erizos que se desplazan en ese mundo interior. Una vida rica y abundante.

 

 

A continuación:

Vámonos al North Sea, vámonos

Leer el artículo siguiente