Would you like to view our US Site?

¿Una tortuga? No, “mejor”, ¡una tortuga en apuros! El ROV ha encontrado a una fácilmente accesible profundidad de 8 metros una tortuga con una de sus aletas enganchada por un saco. ¡Que alguien haga algo! ¡Pobrecita! Toda la empatía de una expedición medioambiental se vuelca en una simple tortuga preparándose para una carrera de sacos.

Jesús (encargado de logística, capitán, handyman en general) salta por la borda. Libera a la pobre tortuga mientras sonríe y hace poses a las múltiples cámaras en la zona.  Al final la tortuga se salva.

© OCEANA/ Carlos Minguell

A continuación:

Adventures and misadventures of the RANGER

Leer el artículo siguiente