Would you like to view our US Site?

Hoy ha amanecido igual que estos últimos días, gris frio y ventoso. Nada especial tratándose del Mar del Norte, aunque estemos a mitad de agosto. En estos días de mala mar, la rutina de trabajo es poca. Hacer unos chequeos al ROV, seguir el plan  de mantenimiento y comprobar que todo sigue funcionando. Hoy aprovecharemos que es lunes para comprar algunos materiales en la ferretería local.

El sitio es de lo más pintoresco, se llama Thyboron, en Dinamarca. Un puerto pesquero más grande que el propio pueblo, donde las chimeneas de las factorías de proteína de pescado, son el punto más alto del modesto “skyline” de la población. La gente local decora el pueblo con gusto marino, desperdigando anclas por las esquinas y esculturas en piedra de focas y peces por doquier.

Esperamos hacernos a la mar mañana, si el tiempo lo permite volveremos al agua con el ROV el martes, a ver que nos muestran los fondos de la zona.

 

 

A continuación:

Paradise in Thyboron

Leer el artículo siguiente