Would you like to view our US Site?

Se dice que el Mediterráneo es el lugar más peligroso del mundo para los tiburones y las rayas, ya que 4 de cada 10 especies están amenazadas. Pero al impacto de la pesca, tenemos que añadir otro factor que no beneficia a estos impresionantes animales: la exploración de hidrocarburos.

Como sabéis, hemos hecho una lista de las especies amenazadas que viven en el área afectada por el proyecto de Cairn Energy en el Golfo de Valencia, frente a Ibiza. Suman alrededor de 180 en total y, entre los peces, la gran mayoría son tiburones.

El pez zorro (Alopias vulpinus), el tiburón blanco (Carcharodon carcharias), el quelvacho (Centrophorus granulosus), el tiburón peregrino (Cetorhinus maximus), el marrajo común (Isurus oxyrinchus), el cailón (Lamna nasus), el cazón (Galeorhinus galeus), la tintorera (Prionace glauca), el tiburón martillo (Sphyrna spp.), la mielga (Squalus acanthias), la raya bramante (Rostroraja alba), la noriega (Dipturus batis)… Todos ellos son especies recogidas en diversas normativas españolas e internacionales y que se encuentran en la zona.

Podéis ver la lista en las páginas 3 y 4 de este documento, que presentamos antes de redactar las alegaciones propiamente dichas.

En algunos casos, la situación de estas especies es particularmente grave en el Mediterráneo. Por ejemplo, la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza considera que el marrajo común está en peligro crítico de extinción en este mar y lo mismo afirma sobre el cailón, que ha desaparecido virtualmente del Mare Nostrum.

El estruendo de los sondeos sísmicos probablemente no sea lo mejor para retener a los tiburones en nuestro ecosistema.

A continuación:

Photos: Oceana in Belize Exposes Belizean Youth to the Wonder of the Sea

Leer el artículo siguiente