Would you like to view our US Site?

Buena noticia para los tiburones: el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial acaba de incluir las poblaciones mediterráneas de siete especies: cazón, marrajo común, cailón, raya falsa vela, raya de Malta, guitarra barbanegra y guitarra común. Así, la legislación española prohíbe que se les moleste, capture o dé muerte, y que se comercie con ellos

La sobrepesca ha borrado estas especies de muchas zonas y en algunos casos ha causado verdaderos estragos. Por ejemplo, la población de marrajo común del Mediterráneo se redujo un 99,9% durante el siglo XX. En las cercanas aguas atlánticas su estado también es preocupante, pero siguen capturándose sin ningún tipo de gestión por parte de ICCAT, el organismo internacional que debería regular su pesca.

Los elasmobranquios (tiburones y rayas) crecen despacio, viven largos años y tienen pocas crías, por lo que resultan especialmente vulnerables a la sobreexplotación. Por eso, no es de recibo esperar a que solo quede un pez donde antes había mil.

En 2011, Oceana colaboró en las propuestas científicas que se presentaron ante el Convenio de Barcelona para impulsar la protección de estas especies e instó a los países firmantes a que las adoptaran. Sin embargo, la Comisión Europea dilató el proceso hasta 2012 por cuestiones políticas. Tres años después, por fin hay buenas noticias para el pez guitarra común de la foto y los demás que resisten en el Mediterráneo.

A continuación:

Una tregua para cetáceos, tortugas y esponjas roca

Leer el artículo siguiente