Would you like to view our US Site?

Sensaciones

© OCEANA / Carlos Minguell

En este, mi último diario de esta expedición, trataré de contaros desde un punto de vista personal las sensaciones obtenidas a lo largo de estos intensos días.
Los científicos a bordo, comandados por Ricardo Aguilar, llevan censadas alrededor de unas 70 especies. Como podéis intuir, esto supone que en cada una de las decenas de inmersiones realizadas, tan solo documentamos unas pocas variedades de invertebrados, peces, plantas o algas.


De todas las campañas en las que he participado, y de todos los lugares del planeta que he visitado, este es sin duda el lugar donde menor biodiversidad marina he filmado o fotografiado. Sin embargo, y a pesar de los intensos esfuerzos por grabar nuevas especies, siempre es un verdadero placer conocer los secretos de esta parte central del Golfo de Botnia y mar Báltico. Cada una de estas especies adaptadas a vivir en estas aguas poco salinas desempeña un papel importante en el ecosistema báltico. En el caso de las plantas, las larvas de insectos sumergidas hacen que aparezcan como un valioso hábitat marino de transición entre la tierra y el mar.


Siento la sensación de que estas criaturas permanecen ancladas en el tiempo, sobreviviendo a las duras condiciones de este mar y la creciente presión antrópica generada  en este último siglo.
Ojalá las nuevas generaciones tengan la oportunidad de disfrutar de un Báltico más saludable, a través de una mayor concienciación y respeto.

 

 

 

A continuación:

Poor Visibility

Leer el artículo siguiente