Would you like to view our US Site?

Continuamos en Almería realizando inmersiones en la zona del Seco de los Olivos. Al contrario que el año anterior, no hemos visto ni un solo cetáceo en la zona, y eso que hemos tenido dos días y medio con el mar como un plato, lo que da una visibilidad muy grande. En general, el último mes y medio los avistamientos que hemos realizado se pueden contar con los dedos de una mano. Casi hemos visto más peces espada saltando que delfines. Cada año la situación es peor. Y tortugas tampoco muchas.

Con el ROV buscamos una zona que aún no conocemos. En superficie, vemos que hay una gran abundancia de ctenóforos y varias cadenas de salpas gigantes (Salpa maxima). Según vamos bajando, la cantidad de organismos y partículas en suspensión nos dificultan la visión. Al llegar al fondo en unos 120 metros, nos encontramos con arena detrítica y algunas rocas de pequeño tamaño. En todas ellas aparecen las gorgonias, sobre todo gorgonias verrugosas (Eunicella verrucosa), aunque hemos observado algunos buenos ejemplares de Elisella paraplexauroides, corales árbol (Dendrophyllia cornigera), gorgonias rojas (Paramuricea clavata) y gorgonias latigo (Viminella flagellum). Muchas gorgonias verrugosas tienen anémonas (Amphianthus dohrni), ostras aladas (Pteria hirundo), ofiuras (Ophiotrix fragilis) o estrellas cesta (Astropartus mediterraneus).

De repente, tenemos que cancelar la inmersión. A pocos metros de nosotros una minúscula boya nos hace sospechar que vamos rectos hacia un aparejo de pesca donde podemos quedar enganchados. Más allá, otra boya, y otra, y otra. Es un palangre de superficie. A lo lejos vemos al palangrero que está recogiendo el arte, pero aún le queda para llegar a nuestra posición. Así que, decidimos subir el robot y reposicionarnos en un lugar más seguro.

Nos colocamos un poco más al sur y continuamos. El fondo es similar pero, luego llegamos a una zona arenosa con multitud de plumas de mar. Las hay de todos los tipos, pero sobre todo plumas redondas o veretilos (Veretillun cynomorium) y plumas rojas (Pennatula rubra). Con menor frecuencia también encontramos Virgularia mirabilis, Pennatula phosphorea, Pteroides griseum y Funiculina quadrangularis. Este lugar no deja de sorprendernos, parece que tiene de todo.

A medio día, las olas son cada vez más molestas, el viento está subiendo y se ven "borreguitos" a lo lejos. Para colmo, abajo hay una corriente fuerte. Continuamos mientras podemos pero, al final decidimos dar por finalizados los trabajos con ROV de este día y para aprovecharlo nos acercamos a costa y probamos otro de los "aparatejos" que llevamos a bordo. Es una especie de ala delta rígida y submarina a la que se coloca una cámara y puede muestrear de forma rápida zonas no complicadas. No se obtiene la calidad y precisión del ROV, pero sirve para tener una visión general del tipo de fondo que existe en la zona.

Tras varias pruebas y perfeccionamientos, conseguimos hacernos una idea de cómo utilizarla, pero se va haciendo tarde y decidimos volver a puerto. Mañana y pasado estaremos atracados, tenemos cosas que hacer en tierra, además de algún que otro zafarrancho de limpieza a bordo.

A continuación:

Seco de los Olivos (day 1 and 2)

Leer el artículo siguiente