Would you like to view our US Site?

Después de muchos días en el mar es agradable volver a tierra firme.

Hoy es domingo, piensas: “qué gusto, un día de descanso…”

Pero no. En lugar de pasar el día descansando decidimos hacer una excursión para ver la roca más famosa que se alza sobre la hermosa Lynsefjord.

Teníamos que coger un ferry y después hacer un trayecto en autobús a través del impresionante paisaje noruego y cuando ya pensábamos que habíamos llegado, todavía nos quedaba una hermosa aunque difícil caminata de 3,5 km bajo la lluvia para alcanzar la roca.

Por desgracia, cuando finalmente llegamos, la “roca más hermosa de Noruega” estaba oculta tras las nubes.

Llegamos al autobús empapados, nos subimos al ferry y cuando volvimos a estar a bordo del Neptuno seguíamos empapados.

¡Hora de una ducha caliente!

A continuación:

The End

Leer el artículo siguiente