Would you like to view our US Site?

El Mar

Desde pequeño el mar me ha dado serenidad. Desde tierra lo he contemplado de todas las maneras posibles, mar calma como una llanura cristalina que refleja el cielo cual espejo, días de temporal donde ráfagas de furiosos vientos levantan olas como edificios…y siempre me han fascinado todas esas caras que nos muestra.

Cuando lo vives desde un barco es diferente, no siempre muestra su cara más amable, estás a su merced y ves lo insignificante que eres ante su grandiosidad, da igual que vayas en un barco de 50 metros de eslora. Montañas de agua llegan a la altura de la cubierta y mueven el barco como si fuese un patito de goma.

Quizás esté protestando por las continuas agresiones del hombre hacia él.

 

 

A continuación:

Around the North Sea

Leer el artículo siguiente