Would you like to view our US Site?

Una vuelta

Pocas expediciones se libran de contratiempos y fallos técnicos. Nuestro primer fallo técnico tuvo lugar la primera semama. Después de una serie de inmersiones con éxito, nuestro CTD, un instrumento que sirve para medir la temperatura, la salinidad, el pH, la profundida, el oxígeno, y la clorofila del agua, dejó de funcionar repentinamente. Intentamos que volviera a funionar mientras seguía en el mar, con la asistencia técnica del fabricante en el Reino Unido, pero no hubo suerte. Se decidió llevarlo al fabricante para su reparación mientras el Neptuno estaba atracado en Grimsby. Jorge Blanco y yo condujimos 560 kilómetros, desde Grimsby a Totness, en South Devon, con la esperanza de conseguir alguna respuesta.

Cuando llegamos al fabricante el CTD se activó… y ¡comenzó a funcionar! De pronto vimos cómo se encendía el piloto rojo y todo funcionaba correctamente sin podérnoslo creer. El fabricante se quedó con el CTD un día para hacerle todas las pruebas posibles, pero no encontró ningún fallo.

Así que la buena noticia es que el CTD funciona… la mala que no tenemos ni idea de por qué dejó de funcionar. Al final tenemos más preguntas que respuestas. ¿Hemos conducido 560 kilómetros y otros 560 de vuelta al barco para nada? ¡¡¡Quizás el CTD tan solo quería darse una vuelta…!!!

 

A continuación:

Thanks for everything!

Leer el artículo siguiente