Would you like to view our US Site?

Hasta hace pocos años, los diarios los escribíamos casi exclusivamente, los científicos a bordo. Como es de suponer, nos centrábamos en las inmersiones de ROV o buceos realizadas, especies y hábitats documentados, avistamientos de cetáceos, aves, tortugas y basuras en superficie. De vez en cuando, algún compañero se ofrecía a escribir y te daba un descanso y un nuevo punto de vista de la campaña. Quizá un técnico de ROV, buceadores o el cocinero o cocinera. Ahora y desde hace relativamente poco, esta modalidad se ha tomado por norma y todo el mundo a bordo escribe diarios. Un tripulante distinto cada día, con un calendario establecido. Y, aunque esto nos suponga a algunos tener que andar detrás del autor o autora del día repitiendo como un mantra “eh, me debes un diario”, parece que la fórmula está funcionando. De este modo estamos descubriendo, incluso desde dentro, nuevos puntos de vista, cada cual más interesante, que nunca tendríamos sin los diarios de estos improvisados autores. Así que muchas gracias a todos por los ratos que habéis dedicado a escribir, por la buena voluntad que habéis puesto, no siendo parte de vuestro trabajo, y por las risas y las sorpresas que habéis causado con vuestros estupendos diarios.

 

 

A continuación:

Octopus’s Garden

Leer el artículo siguiente