Would you like to view our US Site?
© OCEANA/ Carlos Minguell

Hoy nos dejan algunos de los compañeros de la expedición, así que les ayudamos con la descarga, nos despedimos de ellos y les deseamos buena suerte, como es costumbre en el mar.

Por la tarde aprovechamos que el barco tiene que aprovisionar para visitar Ámsterdam, que nos queda a pocos kilómetros.

Qué puedo decir de esta hermosa ciudad, solo que pasamos una tarde estupenda y disfrutamos de sus calles, canales y gentes, quedándonos con ganas de un poco más. Pero hay que volver al barco, en pocas horas, partiremos para el Reino Unido.

Encaramos la última parte de la expedición, nos queda un día de navegación por delante y los últimos días de trabajo. El tiempo parece que no nos va a acompañar, a ver qué nos depara esta última semana.

Un saludo a todos.

A continuación:

Volviendo a puerto

Leer el artículo siguiente