Would you like to view our US Site?
© OCEANA / Carlos Minguell

Tras la visita a primera hora de unos simpáticos reporteros de TV4 Suecia, hicimos dos buceos alrededor de la isla de Holmön: el primero fue decididamente monótono, con un fondo llano casi hasta la orilla y muy pocas especies que fotografiar. Sin embargo, el segundo fue muy distinto, con abundantes plantas acuáticas, que en algunos casos superaban los 2 metros de altura, y bastante fauna invertebrada asociada a ellas, especialmente caracoles.

Como pasa en otros mares, es difícil prever lo que verás en la siguiente inmersión: un perfil diferente del fondo, la orientación respecto al oleaje o la corriente, o cualquier otro factor que desconocemos, pueden ser suficientes para que dos lugares cercanos sean habitados por criaturas diferentes. A medida que pasan los días de buceo, algo de incertidumbre viene bien.

 

A continuación:

An Underwater View

Leer el artículo siguiente