Would you like to view our US Site?

Tras dormir en Columbretes que, por cierto, éramos la única embarcación en el fondeadero, hemos ido al Placer de la Barra Alta para continuar con el ROV en la parte noroeste. Allí esta la depresión que encontramos el año pasado.

El fondo en toda la zona es bastante similar. Al principio, sobre los 60-70 metros es de maërl pero triturado por el continuo paso de arrastreros. Luego es fangoso.

En el agujero de 50 metros de desnivel, que se encuentra al noroeste el fondo también es fangoso. Todo está cubierto por un fino limo, salvo unas pocas rocas pequeñas a unos 130 metros de profundidad. En ellas, hemos encontrado langostas (Palinurus elephas), galateas (Munida rugosa), gallinetas (Helicolenus dactylopterus), cabrachos (Scorpaena scrofa) y fanecas (Trisopterus minutus).

Los submarinistas han buceado sobre el Placer entre los 15 y los 35 metros. Es un fondo rocoso con diversas algas (Halimeda tuna, Sargassum sp., Dictyopteris membranacea, Peyssonnelia spp., Mesophyllum sp., etc.) con bastantes antozoos pequeñitos, como Maasella erdwardsii, y diversas esponjas de los géneros Dysidea, Crambe, Ircinia, etc.

En la tarde hemos ido a muestrear otras zonas no muy lejanas en donde habíamos detectado unos bajos. El resultado ha sido espectacular. Numerosas gorgonias rojas (Paramuricea clavata), algunas de gran tamaño. La zona era muy rica, con bancos de dentones (Dentex dentex), peces de San Pedro (Zeus faber), gallanos (Labrus bimaculatus), tres colas (Anthias anthias), nubes de mysidaceos y alevines de peces, y hasta un pez luna (Mola mola) que estaba siendo limpiado por varios labridos... Además, en las cercanías de uno de estos bajos había un bosque de laminarias bastante denso.

Finalmente, a última hora hemos decidido poner rumbo a Cabo San Antonio.

Esperamos llegar allí por la mañana y empezar a trabajar tanto con el ROV como con los buceadores.

Hoy tampoco ha sido un día fácil para trabajar ya que el viento, aunque no era fuerte, si ha resultado bastante molesto, y la corriente nos impedía dirigirnos bien con el barco. Pero el resultado ha sido bueno.

A continuación:

In Columbretes

Leer el artículo siguiente