Would you like to view our US Site?
© OCEANA/ Juan Cuetos

Cada día, miles de aparejos de pesca se pierden en el fondo de los océanos, a veces por enganches en las rocas y otras veces porque ya no resultan útiles y son desechados directamente al mar. Estas artes de pesca abandonadas siguen cumpliendo con su función durante mucho tiempo.

En las dos inmersiones que hicimos hoy pudimos ver estas trampas mortales, una red que ya estaba totalmente colonizada de vida y una nasa recién perdida llena de bueyes de mar que estaban condenados a muerte, la abrimos y dejamos que pudieran salir.

Hoy ha sido el último día de buceo en aguas noruegas, me he sentido muy feliz al salir por todos los momentos que he vivido en estas aguas. Mañana amaneceremos ya en Dinamarca.

 

 

A continuación:

Una vida rica y abundante en aguas de Noruega

Leer el artículo siguiente