Would you like to view our US Site?

Hoy, día 5 de junio, después de desayunar los motores del Ranger empiezan a rugir, lo que indica que nos dirigimos a un nuevo punto de inspección. Los delfines nos acompañan de buena mañana y por fin llegamos al punto de inmersión (en la zona del canal). Una vez parada la arrancada del buque, el engranaje empieza a girar. Cada miembro de la expedición realiza su tarea para poder lanzar el ROV, unos a la pértiga, otros al umbilical, otros chequean el sistema, otros inmortalizan la acción, y otros comprueban que estamos ya en el punto exacto, una vez esta operativa ha sido realizada, ¡SPLASH... ROV en el agua! Descenso y empezamos a descubrir lo que tenemos bajo el casco a más de 800m: esponjas, piedras, peces, calamares, tiburones, y desgraciadamente artes de pesca y suciedad proveniente de la superficie.

Una vez hechas dos inmersiones en la zona, partimos hacia puerto, pero el trabajo de hoy no está terminado; hay que gestionar todos los datos extraídos, realizar mantenimientos de ROV, del barco y preparar el día de mañana. Y ahora sí, terminamos el día con una buena cena ya amarrados a puerto.

© OCEANA/Carlos Minguell

© OCEANA/Carlos Minguell

A continuación:

Sailing with dolphins

Leer el artículo siguiente