Would you like to view our US Site?

Mar Mas

A 350 millas de las Bahamas, mar adentro, resulta impresionante ver a los peces voladores salir del agua y planear sobre la superficie, moviendo sus aletas tan rápido que parecieran colibríes. Un rabijunco piquigualdo ( Phaethon lepturus ) nos ha visitado por la mañana y por la tarde. Se trata de una bellísima ave de cola alargada, que daba vueltas en torno al catamarán y luego planeaba sobre él, como si estuviera buscando un lugar donde posarse. Indi, el naturalista, echa mano de su guía de reconocimiento de especies para darnos más explicaciones. Le llaman rabijunco porque su larga cola se asemeja a un flexible junco. Tienen las patas relativamente cortas, por lo que les cuesta mucho caminar sobre tierra. Por eso van directamente a su nido, que construyen en cantiles o en repisas, desde donde reanudan el vuelo, siendo capaces de desplazarse cientos de millas dentro del océano. ¡ Que gran suerte ! Además del adulto luego se nos ha acercado un juvenil, en este caso con las plumas de la cola más reducidas. Además del rabijunco, también hemos visto algunos paiños ( Hydrobatidae ), un ave exclusivamente marina.

Ahora navegamos con " mar rizada " y mar de fondo, comenta Carlos, el primer oficial. " Y ya van desapareciendo los ‘ borreguitos ’ ", le responde otro de los tripulantes . Llaman así a la espumilla que se forma en la cresta de las olas, al romper. Es señal de que viene la calma. La navegación empieza a hacerse muy lenta, de apenas cinco nudos, por lo que Carlos, que estaba en ese momento de guardia, ha decidido arriar velas y encender uno de los motores. El capitán, que estaba descansando, ha salido a ver que pasaba.

Mar Mas

Mar Mas, la camarógrafa, aprovecha las jornadas de navegación para editar el material filmado en las últimas inmersiones. Lo hace en un pequeño despacho improvisado en su camarote. Ricardo, uno de los naturalistas a bordo, analiza con ella las imágenes submarinas. He intentado acompañarles un rato, pero he de salir corriendo cuando noto los primeros síntomas de mareo.

Cual Penélope moderna, cada vez que Mar termina una sesión de buceo tiene que montar una " mini sala de edición de video " en su camarote, situado en el patín de babor. Y luego desmontarla, pues de otra forma no podría dormir. En el proceso de edición emplea horas y horas. Trabaja en un espacio reducido, de apenas un metro de largo por uno de ancho, sobre una mesita plegable, que pega junto a su cama. De día, tapa la escotilla con una manta, para que no entre el sol y se le ha habilitado aire acondicionado para evitar el recalentamiento de los equipos. Cuando Mar edita sus impactantes imágenes, tiene que equiparse con el forro polar y un gorro hasta las cejas, del frío que pasa. Durante ese tiempo, Indi no puede conectar el " cooler " ( refrigerador ) donde guarda las bebidas, porque no conviene sobrecargar el generador del Ranger. De vez en cuando Mar sale a cubierta a descansar un rato. " Y de paso, a ver si me descongelo ".

Guarda celosamente las cintas de video en una caja estanca, con junta tórica y bolsas de silice, para preservarlas de la humedad. Hasta el momento, desde que empezó la Expedición Transoceánica, lleva empleadas más de 70 en formato Mini DV, de una hora cada una. La mayoría corresponde a las sesiones de buceo. Ahora casi ha terminado con el material filmado en los Cayos de Florida, hace semanas, y se dispone a empezar con las cintas de Bahamas. Tiene tanto trabajo acumulado que el capitán ha decidido eximirle de las guardias. De rebote, a mi me han cambiado el turno, que ahora será de 3 a 6 acompañando a Carlos.

Mar Mas

Mar Mas y el fotógrafo Houssine Kaddachi forman un equipo de primera. Houssine, de 28 años, francés y de ascendencia tunecina, no sólo lleva a cabo su trabajo realizando las fotos submarinas, sino que ayuda a Mar a llevar a cabo sus filmaciones. Ambos se conocieron hace tres años, cuando Mar viajó a Indonesia para realizar un documental para el Gobierno de aquel país. El era uno de los divemaster que le habían asignado. Bajo el agua Mar necesita una persona fuerte, capaz de soportar durante horas la " kowalski ", el foco de iluminación, e incluso de sujetarla a ella, en un delicado y difícil equilibrio para no asustar a determinadas especies. Houssine no es sólo un perfecto asistente técnico, sino que de él depende la vida de la realizadora. " Es mi mejor seguro de vida, no puedo decir más. Nos complementamos muy bien debajo del agua y eso es muy importante. Yo me concentro en grabar y aunque tengo que estar con mil ojos, hay veces en que no es posible. Y Houssine siempre está pendiente de mi. Al no poder hablar, nuestra comunicación es muy intuitiva ".

Hoy hemos empezado a avistar los sargazos de forma aislada, pero cada vez con mayor frecuencia. Y basura flotante: plásticos, una botella, lo que parecía un trozo de red, una boya, trocitos de poliespan blanco… También podemos contabilizar una veintena de carabelas portuguesas ( Physalia physalis ), un fascinante animal del que mañana contaremos más detalles.

A continuación:

In the Bermuda triangle. Monday, May 2th, 2005

Leer el artículo siguiente