Would you like to view our US Site?

Para un animal marino conseguir sobrevivir en alta mar requiere una especialización, bien sea para alimentarse, para defenderse de los depredadores, desplazarse…para casi todo. Muchas aves están perfectamente adaptadas a este medio, son capaces de cruzar o vivir en mitad de este mar sin posibilidad de descansar sobre algo firme. Las condiciones de vida son tan duras que si un animal es herido o está débil, irremediablemente acabará siendo presa de las olas.

Estos días el Neptune se ha convertido en la salvación de unas cuantas aves y se han quedado unos días. Una gaviota y un correlimos han recuperado fuerzas en el Neptune y después de un par de días han seguido su aventura con el estómago lleno.

Aunque la más aprovechada ha sido una paloma, primero paseándose por el puente para saludar al capitán, y en un exceso de confianza ha dormido en el camarote con Riki…mañana vuelve a Madrid y no sé si esta noche con “Paloma” será un problema.

A continuación:

The finite infinite

Leer el artículo siguiente