Would you like to view our US Site?

Nos dirigimos a más de 20mn rumbo NW de Chipiona, a las aguas frente a Doñana que proponemos para su protección. Sabemos que encontraremos lajas cubiertas -cómo no- de corales árbol, "ramos de coral" como los llaman en esta zona, y otras muchas especies que viven sobre estas piedras. Estamos seguros de que los buceadores saldrán contentos hoy. Algo más de dos horas nos lleva posicionarnos en el punto elegido para la inmersión con ROV. Durante este tiempo hemos visto la cantidad de artes de pesca calados que hay, muchos de ellos apenas señalizados con unas botellas de refresco que mantienen el arte cerca de la superficie. Esto es casi como un laberinto para pasar con el barco entre ellos y no llevarte alguno por delante.

Como siempre, la filmación con el ROV resulta interesante, a pesar de lo "verdes" que son estas aguas debido a la enorme cantidad de clorofila y nutrientes que hay en ellas. Esta vez encontramos, además de las especies que ya hemos documentado días anteriores, una curiosa estrella de mar, la estrella cesta, que en estas aguas se encuentra a menores profundidades que en otros lugares e incluso pegadas a la costa, como sucede también con los corales que estamos hallando. Estas especies, que por lo general prefieren aguas más profundas y oscuras, encuentran aquí condiciones favorables para desarrollarse y sobrevivir, ya que la riqueza de estas aguas evita la entrada de luz que unas aguas transparentes permitirían. ¡Ah!, y como guinda para el pastel gaditano-huelvano, el ROV nos ha regalado el hallazgo de un hermoso centollo intentando pasar desapercibido en su roca.

A continuación:

El Ranger llega a Chipiona

Leer el artículo siguiente