Would you like to view our US Site?

Hoy los buzos tenemos sesión doble, como en el cine de mi barrio cuando era niño. Nosotros encantados, más aun cuando el lugar promete: se trata de los alrededores de La Herradura, en la costa granadina, un área que destaca por su rica biodiversidad, especialmente en cuanto a invertebrados. Primero nos sumergimos en la zona más profunda, la Punta de La Mona, donde descendemos hasta los -38m para encontrar un bonito paisaje de corales árbol que, junto a grandes anémonas tubo, destacan como manchas blancas en el fondo rocoso. Vamos con la esperanza de encontrar peces luna, ya que en esta época acuden a limpiarse por esta zona, pero la suerte no nos sonríe. Quizás les incomode la corriente que dificulta nuestros desplazamientos por el fondo y prefieren un momento más tranquilo para el aseo diario, no lo se. Terminamos el buceo a poca profundidad en la pared, que está repleta de coral naranja, ascidias y otros invertebrados sésiles hasta prácticamente la superficie. Es difícil encontrar un palmo de piedra sin ocupar.

La inmersión de la tarde es muy diferente: una pared a solo -9m de profundidad junto a la Playa de Cantarrijan. Varias cuevas se abren en el acantilado bajo de la costa y dentro de ellas encontramos santiaguiños, reyezuelos, varios torpedos (otro pez muy aseado, que acude a las cuevas en busca de las atenciones de los camarones limpiadores) y dos congrios enormes y bastante confiados. Fuera de las cuevas, pero a la sombra del cantil rocoso, hay numerosas gorgonias con su pequeña fauna asociada de camarones y ovúlidos. También encuentro varias especies de nudibranquios, cangrejos ermitaños y arañas, esponjas, coralitoss y ascidias. Un excelente lugar que nos demuestra que no hace falta descender a grandes profundidades para disfrutar de una fauna rica y diversa.

A continuación:

ROV en el área del sondeo SIROCO A.

Leer el artículo siguiente