Would you like to view our US Site?

Esta semana el mar ha estado tranquilo y hemos tenido un clima excelente. Gracias al ROV hemos podido observar kilómetros del lecho marino; en ocasiones arenoso y ondulado, otras fangoso con textura burbujeante, o con hoyuelos y minúsculas colinas con un cráter en lo alto, como si de volcanes en miniatura se tratase: ¿serán túneles de gusanos? En general, hemos visto muy pocas criaturas vivientes, la mayoría están escondidas. Hemos contemplado un gracioso pez plano, torpes cangrejos ermitaños y a una cigala espiándonos desde su cueva.

Normalmente usamos la draga Van Veen, pero hoy hemos tenido cierto sobresalto: la draga no emergía y quedó atascada a 50 m de profundidad en la región de Noordhorn.

Intercambiamos algunas ideas prácticas sobre lo que más convenía y finalmente se realizó un hábil rescate utilizando el brazo del ROV para sacar el cable con el gancho parcialmente abierto y cogiendo la draga para arrastrarla. Todo el mundo prorrumpió en aplausos cuando esta pieza indispensable regresó a cubierta.

 

A continuación:

Muddy bottoms

Leer el artículo siguiente