Would you like to view our US Site?

7:00 de la mañana, la gente empieza a aparecer por cubierta. A las 7:30 toda la tripulación está lista para la maniobra de soltar amarras. Una vez fuera del puerto, rodeamos la parte sur y ponemos rumbo  al noroeste, rodeando la isla cerca de sus acantilados. Hora y media después todo está preparado para poner el ROV en el agua.

La primera inmersión pasa sin demasiadas complicaciones, algo de viento y un poco de lluvia a primeras horas, luego otra vez calma.

En la segunda inmersión, después de recoger una muestra la cosa se complica. El lastre que guía el umbilical del ROV debe de haberse enganchado con alguna roca. Cuando esto ocurre, hay que subir el peso del lastre más el del cable a mano, unos 100kg, a unos 400m de profundidad. Afortunadamente todos salen a ayudar y poco a poco conseguimos poner todo en cubierta sin ninguna pérdida, incluso la muestra se encuentra sana y salva. Reparamos el cable y reemplazamos el lastre en el camino de vuelta.

© OCEANA/Carlos Minguell

A continuación:

Heading to a new spot

Leer el artículo siguiente