Would you like to view our US Site?
On standby
© OCEANA/ Juan Cuetos

Es mi segundo año trabajando para Oceana y también el segundo en el Mar del Norte. Soy parte del equipo del ROV (Remotely Operated Vehicle, robot submarino).

Nuestra labor aquí es muy interesante y no tiene nada que ver con los trabajos que he realizado anteriormente. Trabajar y cuidar de los océanos a la vez es un privilegio que te hace sentir fantástico.

Como ya sabréis, somos un gran equipo compuesto por submarinistas, biólogos, marineros, fotógrafos, especialistas en vídeo submarino y más, pero nos hemos hecho un equipo y la atmósfera a bordo es muy buena.

Aquí en el Mar del Norte, hay veces que las condiciones climatológicas afectan a nuestro trabajo. Aunque es verano, siempre estamos en el límite de la capacidad del ROV, las corrientes marinas, el viento o la altura de la ola. Todo esto afecta a nuestra jornada laboral más que en otras zonas, como el Mediterráneo.

Hoy, por ejemplo, estamos parados porque ni la dirección del viento ni la corriente están a nuestro favor. Eso, junto con otros asuntos del barco en los que estamos trabajando, hacen que las operaciones no sean viables por el momento. Esperemos que mejore y que podamos lanzar el ROV para explorar fondos rocosos. Estoy seguro de que serán más interesantes que los fondos de arena.

Ahora tengo que despedirme, ya que estamos llegando al primer punto de muestreo del día.

¡Gracias por seguir la expedición!

 

 

A continuación:

Sunshine and mud

Leer el artículo siguiente