Would you like to view our US Site?

El temporal

© OCEANA/ Juan Cuetos

Titanes de 3 palas nos saludan al abrirse el día, grandes aerogeneradores que proveen de electricidad a una civilización que se nos comienza a hacer lejana después de 9 días en el mar. El cual, después de tratarnos tan bien este último mes comienza a enseñar sus colmillos. El ROV está preparado, el barco en posición. Aarón, al winch, nos advierte que una pantalla de agua se acerca a gran velocidad.

Esperamos un poco, Y llega. Durante 10 minutos este gran cuerpo sobre el que vivimos nos da a probar una pequeña parte de su furia; lluvia lateral, grandes olas golpeando contra el casco, los móviles salen a pasear y todos disfrutamos del espectáculo, aliviados de que no nos haya cazado con el robot en el agua.

La jornada continúa, intentamos encontrar un hueco a lo largo del día para seguir “roveando”. El día se hace pesado por el constante movimiento de las olas. Pero hoy el mar nos recuerda porqué siempre hay que respetarlo.

 

 

A continuación:

La ruta del bacalao

Leer el artículo siguiente