Would you like to view our US Site?

Hoy hemos amanecido frente a “La Restinga” en el extremo sur de la Isla de Hierro. Nada más llegar nos concentramos en hacer una primera batimetría para localizar los puntos en los que Ricardo querrá inmersión ROV. Tras localizarlos dejo el barco al Pairo para estudiar el abatimiento y decidir cual será la mejor estrategia del transecto que interesa a campañas.

La inmersión ROV de hoy ha sido la más interesante desde el punto de vista del gobierno del Oceana Ranger.

Las condiciones cambiantes de viento y corriente han obligado al uso de cuatro procedimientos de maniobra distintos para llevar la embarcación hacia las profundidades de estudio. Lo he pasado bien porque la cosa ha estado variada pero no tan complicada como a veces que “no hay manera”. Como en todos los cabos sur de las islas los vientos se aceleran y maniobrar se vuelve, cuando menos, complicado. Pero hoy vamos a puerto con sensación de reto cumplido. Parece mentira pero los 500 metros ya nos suenan a profundidad normal de trabajo. El Oceana Ranger es “una máquina”, el ROV va muy bien y la gente es incansable.

A la tarde y una vez amarrados en La Restinga preparamos buceo desde puerto con la panga pues el punto está “a tiro de fuera borda”.

Godos invasores, Guanches sin federar, Iberos que quieren ser de otro sitio, descendientes de Bereberes con el RH “liao”, Americanos originarios de Laponia o por ahí y el Francés de guardia, que no podía faltar, terminamos el día en el pueblitosub probando tascas y tapas en latitudes saharianas como si cualquier cosa…. pues eso, expedición Oceana Ranger “yes we can”.

A continuación:

La Palma. Lunes, 14 de septiembre de 2009

Leer el artículo siguiente