Would you like to view our US Site?

Después de 10 días en la mar, hoy llegamos a puerto. Grimsby, una pequeña localidad en la desembocadura del río Humber, nos proporcionará algo de tierra firme y algunas piezas para reparar y mantener nuestros equipos y poder continuar nuestro trabajo. Después de unos días previos de coordinar con el agente, autoridad portuaria y nuestra oficina en Madrid, que siempre nos andan salvando el cuello cuando no disponemos de conexión eficiente o sin tiempo de reacción. Hoy toca distribuir los trabajos para que el día y medio que tenemos sea suficiente para poder recopilar y enviar todo lo necesario para poder marchar el próximo miércoles.

A continuación:

Surprises from a dream in the Ocean

Leer el artículo siguiente