Would you like to view our US Site?
© OCEANA / Juan Cuetos

Hoy queríamos celebrar el Día Internacional de los Océanos a 1000 metros por debajo de la superficie trabajando con el vehículo de control remoto (ROV). Pero el mar tenía otros planes para nosotros: nos pidió que descansáramos un poco.

Se levantó viento y oleaje y no pudimos hacer mucho.

Aunque este tiempo hace que la vida abordo sea incómoda, es una de las cosas que me encantan de estar en el mar. No puedes tener todo bajo control. Este no es nuestro medio. El mar sigue siendo salvaje, y el viento y el agua son los dueños y señores aquí. En estas islas, también se puede contemplar otra de las fuerzas de la naturaleza, el fuego de los volcanes. ¡Una combinación fantástica!

A continuación:

La zona de la vergüenza

Leer el artículo siguiente