Would you like to view our US Site?

Hemos pasado los últimos días en Ibiza siguiendo de cerca el vertido del mercante “Don Pedro”. Aunque la mayor mancha de hidrocarburos la encontramos el primer día, durante los siguientes días el barco ha seguido realizando vertidos de menor tamaño. Se continúa con las tareas para sellar las grietas del pecio, pero es difícil hacer que no siga vertiendo.

En la zona costera van llegando manchas dependiendo de como soplen los vientos. Al principio las manchas fueron más al noroeste, luego al oeste y ahora hacia suroeste, por lo que van hacia la Reserva de Es Freus. Lo más preocupante ahora es el resto de combustible y sustancias toxicas que quedan en el interior del barco hundido. Finalmente ha llegado otra embarcación para empezar a ver las posibilidades de extraer fuel y gasoil.

Salvo algún cormorán con manchas en su pelaje y diversas especies costeras (lapas, barnaclas, cangrejos, algas), etc., cubiertas por fuel, no son muchas las especies que se están viendo fuertemente afectadas. Al menos de momento. De todas maneras, el vertido no es muy denso y en la mayoría de los casos es el fuerte olor el que te indica la presencia de las manchas que, cuando el mar esta más revuelto son difíciles de ver por su aspecto oleoso.

Tras unos cuantos días aquí, y la llegada de nuevos medios para luchar contra la contaminación, decidimos retomar nuestro calendario y partir hacia Cabo de Palos.

El tiempo sigue sin acompañarnos y, tenemos que cambiar los planes. En lugar de quedarnos en alta mar, como estaba previsto, nos dirigimos al sur de Cartagena para empezar a muestrear el área circundante a la isla de Las Palomas.

El fondo a unos 80 metros es fangoso, con distintos lenguados y demás peces planos, salmonetes de fango (Mullus barbatus), triglidos, cangrejos de fango (Goneplax rhomboides), etc., y, como no, grandes marcas de arrastre que en algunas zonas son muy profundas y concentradas.

Según disminuye la profundidad, la zona fangosa pasa a ser de arena-fangosa, y luego arenosa. Son numerosas las esponjas del genero Cliona, así como las algas rojas. Por desgracia, lo que más abunda son las especies invasoras, como Asparagopsis spp. y Lophocladia lallemandi, aunque también se ven las autóctonas Phyllophora crispa, Peyssonnelia squamaria y rodolitos dispersos de Phymatolithon calcareum y Lithothamnion valens.

Por la noche entramos en el puerto de Cartagena para organizar los trabajos de los próximos días, esperando que mejore el tiempo.

 

A continuación:

Ibiza (Day 2)

Leer el artículo siguiente