Would you like to view our US Site?

Llevar a cabo una campaña como esta, requiere de mucha coordinación, en algunas operaciones se manejan equipos muy delicados y además, en esta zona tenemos el agravante de las corrientes y los cambios de marea. Hoy mientras hacíamos 3 operaciones de ROV y otras tantas dragas, estamos planificando las inmersiones de mañana y la entrada a puerto de dentro de una semana, para que todo este correctamente organizado. La entrada a puerto de un barco del perfil del Neptune debe hacerse pensando en varios factores. La entrada a Grimsby, por ejemplo, tiene muy poco calado, esto hace que solo podamos entrar a dos horas específicas del día, estos dos momentos son la pleamar de la zona. Las inmersiones deben ser planificadas en el momento de cambios de marea, para que la corriente sea la mínima y podamos tanto trabajar en el fondo como retornar el ROV a cubierta sin dañarlo. Las inmersiones de buceo deben ser en el momento de cambio de marea para que la corriente sea menor, pero además debe ser en el momento de baja mar, para que la inmersión sea lo menos profunda posible, no mucho más de los 30m, aquí la diferencia entre pleamar y baja mar es de 4-6m lo cual puede significar una reducción significativa del tiempo de fondo o paradas muy largas en el ascenso. En fin, no nos aburrimos en términos de logística y maniobras.

 

 

A continuación:

A feeling

Leer el artículo siguiente