Would you like to view our US Site?
© OCEANA Enrique Talledo

Majestuosa se ve Filicudi desde el Ranger, y su parte subacuática no decepciona.

Gigantes paredes con sus cornisas agrietadas y siniestras producidas hace muchísimos años te hacen sentir un pelín insignificante mientras "vuelas" con el ROV a poco menos de un kilómetro de la superficie del mar que todos conocemos.

Cuando veo el barro desplazado por el movimiento del ROV precipitarse y perderse en las profundidades por un momento me pregunto qué más seres o elementos que nunca nadie ha visto se ocultan y acechan ahí abajo, en la oscuridad.

 

 

A continuación:

Between Mountains and Volcanos

Leer el artículo siguiente