Would you like to view our US Site?

El banco El Sabinar es una elevación submarina frente a las costas de Almería, al pie de un profundo cañón sumergido en dirección NE-SW que alcanza profundidades de hasta 1800m, lo cual asegura la presencia de cetáceos en el área. De esta área sólo se tienen datos sobre su geología y sobre cetáceos dada su importancia para estos mamíferos, pero no hay estudios sobre las especies y hábitats presentes en sus fondos. Es la primera vez que una cámara filma estos fondos, así que hemos ido un poco a ciegas, sin apenas saber qué hábitats encontraremos o qué cantidad de aparejos en el fondo que nos hagan pasar apuros para traer de nuevo el ROV a bordo.

Ponemos el ROV en el agua y tardamos casi 20 minutos en llegar al fondo, sobre una de las cimas de esta elevación, a 300m de profundidad. Caemos justo sobre un campo de crinoideos Leptometra phallangium. Esto supone una buena noticia para empezar, ya que este hábitat está considerado como hábitat sensible y esencial por el comité científico sobre pesquerías de la Unión Europea, por estar asociado a la presencia de juveniles de numerosas especies comerciales, como salmonetes, rapes o gallos San Pedro entre otras. De estas especies, tuvimos la oportunidad de filmar un juvenil de rape blanco, Lophius piscatorius. Continuamos navegando y grabando las especies que van apareciendo, como cnidarios, peces, cohombros o gambas, muchas de ellas típicas de la pesca de arrastre. No es de extrañar la cantidad de marcas de arrastre que hemos documentado, tal cantidad que hacen que el fondo parezca, como dicen por aquí, una autopista de 25 carriles.

Más tarde intentamos una inmersión en zona de roca con fuertes pendientes, con mucho interés por ver qué especies podemos encontrar, pero la deriva y las corrientes no nos permiten caer en el punto elegido, por lo que de nuevo tenemos fondos arrastrables, más llanos y fangosos.

Volviendo a puerto, estamos atentos en cubierta para no perder la más que segura presencia de cetáceos en el área. Justo navegando sobre el cañón de Almería, con más de 800m de profundidad bajo el barco, nos cruzamos con un grupo muy numeroso de delfines listados dando peculiares saltos, muy verticales y energéticos. A los pocos minutos vemos a estribor un grupo de calderones, de al menos 8 individuos. Ponemos rumbo a ellos para poder documentarlos; distinguimos perfectamente al macho, impresionante, de un tamaño mucho mayor que el resto del grupo, que se acerca a nosotros manteniendo a las hembras con las crías a cierta distancia, quietas en superficie. Tras miles de fotos y vídeo los dejamos atrás, viendo cómo se reagrupan tranquilamente continuando con su navegación.

A continuación:

Parrilla de CTD

Leer el artículo siguiente