Would you like to view our US Site?

Hoy nos dirigimos de camino a dos montañitas submarinas situadas en el canal de Ibiza, entre Valencia y el archipiélago balear. Se trata de una zona prácticamente desconocida, existiendo datos exclusivamente sobre su geología. Tanto es así, que no tienen nombre registrado, así que las hemos llamado Nao Mound, frente al Cabo de la Nao, y Morrot de Formentera, a unas 20mn de esta isla.

Nao Mound: Esta elevación tiene su cima a unos 400m de la superficie. Caemos sobre una pendiente de fango que recorremos de mayor a menor profundidad. Ya más cerca de la cima comienzan piedras volcánicas sobre las que hay coralitos, esponjas, gorgonias como Callogorgia verticilata y otra amarilla que no podemos identificar aún, además de peces reloj, cigalas, langostas y otras especies de peces de media profundidad.

Morrot de Formentera: Empezamos la inmersión con un eterno campo de corales muertos, el cual nos lleva hasta lo que tuvo que ser el arrecife original del que se desprendieron todas esas ramas muertas. Por suerte, encontramos algún individuo de estos corales aún vivo, y vemos que se trata de Dendrophyllia cornigera, el coral árbol amarillo, una de las más importantes especies formadoras de arrecifes de coral de profundidad. No sabemos los motivos de la desaparición de este arrecife, al igual que está sucediendo en todos los mares del mundo, pero los sedales, el cambio climático y la contaminación son posibles causas a tener muy en cuenta en el Mediterráneo.

A continuación:

Seco de Palos, a mayores profundidades

Leer el artículo siguiente